Foto: La Junta Directiva de la Asociación Cultural La Morisma, en su última asamblea que celebró recientemente

Ya se han despejado algunas de las incógnitas sobre el relevo en la dirección artística de La Morisma, se ha confirmado el nombramiento de Mamen Pérez como asesora artística, un paso muy importante, sobre todo, porque este año La Morisma cambiará de horario en la representación, por primera vez, esta obra-espectáculo de moros y cristianos, se celebrará por la noche, a las 22:30 horas, el 30 de agosto, en Aínsa.

En los presupuestos para este 2014, la Asociación Cultural La Morisma, ha destinado una partida económica de 6.600 euros, que engloba luz y sonido.

Todo un reto, en lo referente al uso de la iluminación nocturna, José Miguel Chéliz, ha explicado, que el uso de la luz artificial realzará mucho más su puesta en escena.

Este cambio puede conllevar ciertas dificultades técnicas, ya que los ensayos deberán ser más intensos y participativos, sobre todo en la ubicación de los actores, en la plaza de la villa de Aínsa, donde tiene lugar el desarrollo de la trama.

En la representación de La Morisma hay alrededor de 40 papeles principales, aunque cooperan, en cada edición, en torno a 300 personas.

La Junta directiva de la Asociación Cultural La Morisma y los asistentes votaron en su última Asamblea por unanimidad llevar a escena la representación teatral de La Morisma por la noche.

Uno de los principales objetivos de la Asociación es implicar a los más jóvenes para que tomen las riendas tanto en la representación como en la organización de La Morisma. Un cambio que pretende volver a ilusionar a la gente.

Numeroso público asiste y disfruta cada dos años del desarrollo de esta representación de La Morisma, que se escenifica en la plaza porticada del casco antiguo de la Villa Medieval de Aínsa.

Se trata, de un drama histórico-popular, que narra los sucesos ocurrido en esta villa en tiempos del rey Garci Ximenez allá por el año 724 cuando, según cuenta la tradición, se apareció una cruz encendida sobre una carrasca, lo que alentó a las tropas cristianas para obtener el triunfo frente a las moras.

Con características distintas; está datada en 1678. Se dejó de celebrar entre los años 1921 y 1970, precisamente este año se recuperó la pieza

La Morisma consiste en un drama histórico transmitido de generación en generación, que nos cuenta como sucedió la conquista de Aínsa por los cristianos en el siglo VIII.

La obra, está hecha en verso irregular y en la representación que tiene una duración de hora y media aproximadamente, participan vecinos Aínsa y la Comarca de Sobrarbe, unas 300 personas, bien sea como actores improvisados o bien en la confección de vestuario, escenarios y organización. Aquí es donde radica la originalidad de esta obra, a la que cada vez acuden más visitantes.

La representación arranca, con la llamada del moro desde la torre de la iglesia y el sonido de los cascos de los caballos de las huestes cristianas haciendo su aparición en la plaza. La obra termina con la muerte del rey moro y la conversión de sus tropas, cuyo bautizo tiene lugar al día siguiente y para lo cual van pasando ambos ejércitos la bandera por todas las casas del lugar.

AUDIOS:

José Miguel Chéliz, director artístico de La Morisma

Mamen Pérez, nueva directora