La Central del 062 de la Guardia Civil de Huesca recibió una llamada (sobre las 18:10 horas de ayer sábado) de un particular que informaba que un compañero suyo se había accidentado cuando realizaba una ruta por un sendero circular del mirador del Pichirilo en las inmediaciones de Benasque.

Inmediatamente se dirigen en vehículo hasta las proximidades del lugar y continuaron a pie hasta que consiguieron localizar al accidentado, el hombre que se encontraba dando un paseo con su perro había sufrido una caída cuando intentaba ayudar al animal que había bajado a beber agua en un barranco colindante con el sendero, momento en que se precipitó por una zona boscosa de unos 50 metros.

Tras descender hasta el lugar donde se encontraba el accidentado los guardias civiles realizaron una primera valoración de la víctima y dado que presentaba posibles fracturas en rodilla y tobillo, además de lesiones en espalda y costillas, por lo que procedieron a inmovilizar la espalda y cuello, así como la pierna y lo introdujeron en la camilla.

Tras esto comenzaron el traslado por una pendiente llena de vegetación y muy inestable, hasta conseguir llegar al sendero tras unos 15 minutos y de allí continuaron el porteo de la camilla a pie, hasta la localidad de Benasque donde el herido fue recogido por una ambulancia, que lo trasladó al Centro Médico de Benasque para su valoración.

El rescatado es un varón de 23 años vecino de Benasque y natural de Zaragoza