La aldea de Revilla está situada a 1.200 metros de altitud y es uno de los trece núcleos del término municipal de Tella-Sin que tendrá luz eléctrica antes de finalizar el año, pero todavía hay dos pueblos que no tienen luz.

El transformador ya ha sido instalado en Revilla y para que no tenga un impacto visual negativo además de no perjudicar al quebrantahuesos lo han soterrado. Cabe resaltar la singularidad de su emplazamiento -ruta de los Miradores de Revilla- que permite una extraordinaria observación de esta peculiar especie.

El alcalde Feliciano Sesé, ha contado que las obras comenzaron hace seis años y cuenta con un presupuesto de 400.000 euros. También el Ayuntamiento de Tella-Sin tiene previsto acondicionar la carretera de Revilla y también la de Sin, en este pueblo han realizado alguna actuación gracias a la Diputación Provincial de Huesca, ha dicho.

Por otra parte, a Feliciano Sesé le resulta incomprensible que núcleos del término municipal de Tella-Sin todavía no dispongan de luz eléctrica, máxime cuando Sobrarbe es un territorio que cuenta con importantes saltos hidroeléctricos, en este caso, el de Lafortunada-Cinqueta.

Conversamos con el alcalde del Ayuntamiento de Tella-Sin, Feliciano Sesé el domingo día 29, una jornada en la que llovió y también cayeron copos de nieve. Sobrarbe es una comarca de grandes contrastes y espectaculares paisajes.