Grupo de trabajo del Campus

El I Campus Zona Zero, llevado a cabo gracias a la colaboración de la Obra Social “La Caixa”, llegó a su fin el pasado 10 de agosto tras diez intensos días dedicados a la práctica de la bicicleta de montaña.

Un total de 30 alumnos de entre 10 y 14 años, venidos principalmente de Sobrarbe y de las comarcas vecinas de la Jacetania y Ribagorza, han participado en este Campus donde además de mejorar su técnica en la bicicleta, han recibido conocimientos sobre el entorno y la importancia de respetarlo, un decálogo de buenas prácticas con la bicicleta o nociones básicas de mecánica. Desde la organización de Zona Zero afirman que “tan importante es fomentar la práctica de la bici entre nuestros chavales, como que valoren el entorno y sus caminos y aprendan a respetarlos y mantenerlos”.

La construcción de un pequeño circuito de pumptrack ha sido una de las actividades que más éxito ha tenido entre los alumnos. Los niños, divididos en diferentes grupos según edad y nivel, han realizado salidas diarias al monte descubriendo nuevos caminos de Zona Zero a la vez que mejoraban su técnica sobre la bicicleta.

Además, tres días por semana han recibido nociones básicas sobre el funcionamiento de la bici para ser capaces de mantenerla y realizar pequeñas reparaciones. “Es importante que valoren que no es comprarse una bicicleta y ya está, después hay que mantenerla, cambiar las cubiertas, se desgasta la cadena… y lo mismo ocurre con los senderos o con el pumptrack, hay que aprender a mantenerlos correctamente para poder seguir haciendo uso de ellos”, explica uno de los monitores del Campus.

Para Zona Zero este I Campus ha sido un rotundo éxito por la cantidad de alumnos inscritos, entre ellos 4 chicas, y la satisfacción de todo el equipo tras finalizar el Campus. Tanto monitores y colaboradores, así como los propios chavales y padres y madres de los alumnos, han valorado muy positivamente esta experiencia. “Una de las peticiones de los alumnos ha sido la creación de una escuela de MTB, algo que llevábamos tiempo pensando y que ahora, gracias a la creación del Club Zona Zero puede ser factible a corto plazo”, explican desde Zona Zero.

De cara a un futuro la idea es que a través del club se lleven a cabo actividades relacionadas con la formación y se puedan organizar cursos de MTB, campus o intercambios con otros niños. El pasado mes de junio ya se realizó un intercambio con niños franceses en el que pudieron disfrutar de un fin de semana dedicado a la bici en el Valle de Louron. Para la última semana de septiembre volverán a reunirse todos, esta vez, en Zona Zero.

El Campus es el primer proyecto en el que colaboran de forma conjunta la Asociación Empresarial Zona Zero y la Obra Social “La Caixa”, con vistas de seguir trabajando juntos en aquellas actividades de formación que se realicen.