Interior de la iglesia de Santa maría. Foto: SobrarbeDigital.

Dentro del marco de sus fiestas mayores y bajo el nombre ‘Recuperando nuestro pasado’, Santa María de Buil ha celebrado su primera Jornada Cultural con gran éxito de público que se acercaba a esta preciosa localidad del término municipal de Aínsa.

Un evento que ha servido para mostrar los trabajos de los artistas locales en sus diferentes artes con exposiciones de madera, de telas, de hierro, la pintura, la cerámica y también había un expositor de miel de la zona. Todo ello presentado en un incomparable marco: la iglesia de Santa María y San Martín.

Sin olvidar la presentación, en el interior de la iglesia ante numerosos vecinos y amigos, de la cuidada revista ‘Viello Sobrarbe’ a cargo de Jordi Giménez, presidente de la Asociación de propietarios y Vecinos, así como la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, la primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Aínsa, Beatriz Salcedo y el concejal José Luis Bergua.
Jordi Giménez.

Por la tarde llegaron los juegos infantiles y cuentacuentos, además de servicio de bar a lo largo del día, y el broche musical por la noche noche a cargo de la Coral de Sobrarbe.
Beatriz Salcedo, primera teniente de alcalde de Aínsa.

Hay un artículo en la revista ‘Viello Sobrarbe’ escrito por José Luis Conte Sampietro que explica «sobre el desaparecido castillo y las parroquias de Santa María y de San Martín», una iglesia románica «rarísima y muy antigua que estuvo a punto de ser destruida y sustituida por otra a principios del siglo XIX para lo que el párroco ya había comprado materiales. No inició las obras porque le sorprendió la muerte», cuenta.

Galería de imágenes

Otro de los artículos de ‘Viello Sobrarbe’ es el de Trini Grasa Orús que describe a  Sobrarbe como «una caja de sorpresas», y que Buil «es un lugar muy especial y hay que dedicarle mucho tiempo y conocerlo más de cerca. A pesar de su condición de población dispersa, con las dificultades que esto conlleva, ha sido capaz de unir a todas sus aldeas en un sentimiento fuerte y común que es el sentirse todos vecinos de Buil».

También el de Roberto Buisán Sánchez, nacido en Francia y sobrino de Ramón Buisán Capdevila cuenta que «como tantos emigrantes, Ramón (su tío) de 24 años de edad franqueó andando el puerto en los Pirineos. Embarcó en Burdeos, para un viaje de 22 días. Antes de cruzar el Atlántico hacía Buenos Aires el barco atracaba en Lisboa y Dakar.

‘Viello Sobrarbe’ hace un despliegue de interesantísimas historias y recuerdos dentro de sus 95 páginas y sus correspondientes imágenes. Sin lugar a dudas recomendamos leer la revista.

‘Viello Sobrarbe’. ‘Para historias…las nuestras’.

Imagen de la portada.