El consejero José Luis Soro ha señalado que se está a la espera de la propuesta sobre el modelo que se podrán aplicar para organizar el acceso de visitas al Cañón de Añisclo, una zona fundamental del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

En este sentido, el consejero Soro ha explicado que “estamos dispuestos a estudiar la propuesta que se haga desde el patronato y desde la Comarca para que sean compatibles los trabajos para la consolidación del túnel, la seguridad vial y la actividad turística”. Además ha recordado que las características de la vía impiden que un vehículo de grandes dimensiones pueda dar la vuelta en la vía.

Se ha reiterado que se ha ofrecido la máxima colaboración para poner en marcha las propuestas, “nuestra intención es buscar la figura óptima para que se pueda visitar el cañón en condiciones de seguridad”.

El presidente de la Comarca de Sobrarbe, Enrique Campo ha explicado que se está buscando la fórmula para visitar el Cañón de Añisclo, excepto la parte que se encuentra en obras, y teniendo en cuenta las características de la zona, las necesidades y la seguridad de los turistas.

Enrique Campo ha transmitido la necesidad de que el mensaje que se transmita este año es que hay obras en la carretera pero que hay otras zonas que sí que se pueden visitar.

José Luis Soro, consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, y el director general de Movilidad e Infraestructuras, José Gascón, se han reunido, este martes, con el presidente de la Comarca de Sobrarbe, alcaldes de la zona y la presidenta de la Asociación Empresarial Turística del Sobrarbe para explicar en qué consisten los trabajos para la reparación del túnel de Añisclo y los plazos que se manejan. En estos momentos se cuenta con todo el material de trabajo en la zona si bien no se puede trabajar debido a las intensas lluvias.

En una primera fase de las obras, en noviembre de 2017, se realizó un trabajo para preparar la zona. Se espera que cuando acaben las lluvias se retomen los trabajos “es una gran obra, un autentico reto desde el punto de vista de la ingeniería con un coste de 1.8 millones de euros pero que supone un atractivo turístico de primer orden”, ha resaltado el consejero Soro.

Se plantea un plazo de unos cinco meses para llevar a cabo las obras de consolidación por lo que en verano no estarán terminadas. El consejero ha explicado que se trata de unas obras que se iniciaron con cargo al Fondo de Contingencia pero que este año se asumen con recursos propios del departamento.

Una de las peticiones de alcaldes/a y de la presidenta de la Asociación de Empresarios del Sobrarbe se centra, como ya se explicó en la reunión del patronato del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, es que, este verano, se pueda visitar la parte del Cañón de Añisclo que no se ve afectada por las obras.

La reunión ha tenido lugar en la sede de la Comarca de Sobrarbe, en Boltaña

Fotos: SobrarbeDigital