Foto: SobrarbeDigital.

Pirineo Aragonés, Sobrarbe, en este caso, Muro de Bellos y Pineta se convierten en un gran plató para el rodaje de la cinta ‘Bajo la piel de lobo’.

Para rodar la película ‘Bajo la piel de lobo’, el actor Mario Casas ha tenido que engordar 12 kilos además de dejarse crecer una poblada barba, el popular actor se convierte en Martinón, un filme que hasta el 17 de marzo se rodará en Muro de Bellos, un pueblo deshabitado a 955 metros de altitud, aunque algunas escenas ya se han grabado en Pineta.

Mario Casas  es casi el único personaje junto a la actriz Irene Escolar. Ambos han estado, este martes, en el Hotel Monasterio de Boltaña acompañados del director del filme, Samu Fuentes, y los productores Joseba Garmendía y Javier Pruaño y han explicado el desarrollo del rodaje. Han calificado de “increible y fascinante” el entorno donde trabajan. Para Mario Casas, “el paisaje se convierte aquí en un personaje más de la película”. “Bajo la piel de lobo” cuenta la historia de un cazador solitario. Martinón es el último habitante de un remoto pueblo en las montañas. Su único contacto con otros seres humanos se produce en primavera cuando la nieve se evapora y desciende al valle para comerciar con las pielses de los animales que atrapa. Sin embargo con la llegada de una mujer en su vida (Irene Escobar), empezará a experimentar nuevos sentimientos.

Según su director, Samu Fuentes es una experiencia sensorial, sus personajes transmiten el olor que desprenden sus cuerpos debido al esfuerzo físico en un entorno hostil, la reacción a la sangre que sale a borbotones de un animal herido, el sufrimiento que provoca el hambre y la sed, el tacto con otro ser humano, la reacción corporal a sus besos y caricias en un entorno gélido y desolador. Por todo ello, el paisaje es un elemto determinante de la historia.

El estreno y la distribución de la película podría estar antes del Festival de San Sebastián, han comentado el productor Joseba Garmendía.

Mario Casas durante un a de sus intervenciones.