Imagen de la apertura. Foto: DPH.

La Diputación Provincial de Huesca (DPH) aprovechará su proyecto de extensión de banda ancha para iniciar la transformación digital de las bibliotecas.

La DPH va a desarrollar un plan para que las bibliotecas de la provincia de Huesca, con las que viene colaborando desde hace casi 30 años y que son 87 en total, puedan ser centros de recursos digitales en cada municipio. El plan prevé dotar a las bibliotecas de recursos y herramientas para que el personal que allí trabaja disponga de la formación necesaria para ofrecer a los usuarios nuevos servicios, como puede ser la lectura en soportes y plataformas digitales, nuevas vías de ocio y entretenimiento, y, en general, facilitar al ciudadano un acceso integral a la información y la formación.

El diputado responsable de Cultura, Educación y Deporte, Francisco Mateo, así lo ha explicado en la inauguración de las jornadas formativas que este año la Diputación Provincial de Huesca realiza en Ayerbe centradas en el tema Biblioterapia e inteligencia emocional. Estas jornadas se desarrollan hasta el viernes 20 y en el acto de esta mañana han participado también la diputada delegada de Cultura, Maribel de Pablo, la concejala de Cultura de Ayerbe, Rebeca Armada, y parte del equipo técnico del área de Cultura de la Diputación.

Así, desde el área de Cultura de la Diputación de Huesca se apuesta por aprovechar las posibilidades que se abren en los pequeños núcleos gracias al proyecto de extensión de la banda ancha que la institución provincial está desarrollando en más de 300 localidades de la provincia para extender la banda ancha. “Se trata de adaptarnos a los tiempos actuales”, ha recordado Francisco Mateo, “ya que llevamos desde 1985 con una implicación directa con las bibliotecas de la provincia, pese a no tener obligación específica de ello, pero entendemos que son un servicio que contribuye a dinamizar el día a día de los pueblos”.

Imagen de la apertura. Foto: DPH.

 

De hecho, en este tiempo, se han invertido más de 6 millones de euros en las casi 90 bibliotecas de la provincia. Gracias a ello se han triplicado los fondos, usuarios y préstamos, creando una red estable de servicios de lectura, mejorando las instalaciones, formando a los bibliotecarios y dinamizando la actividad en estas instalaciones.

“Ahora queremos dar un paso más para incrementar la presencia de este servicio, fomentando que sean un lugar de convivencia intergeneracional e intercultural y un lugar de espacio para impartir educación permanente y actividades de tiempo libre”, ha dicho el diputado.

El plan se desarrollará a medio plazo, tras un análisis de la situación actual de la biblioteca, estudio que se está desarrollando en la actualidad.

Formación en biblioterapia
Mientras, la Diputación de Huesca continuará hasta el viernes con las jornadas formativas que hoy ha iniciado y que cuentan con la participación de dos reconocidos profesores en la materia: Jesús López Lucas, que lleva 32 años trabajando en el Servicio de bibliotecas de la Universidad de Salamanca, donde ejerce de director del Centro de Recursos para el Aprendizaje y la Investigación (CRAI), centrado actualmente en los estudios de experiencia de cliente mediante la educación en inteligencia emocional de los profesionales de bibliotecas; y Ana María Jiménez, quien en la actualidad ejerce de Psicología infantil, familiar y adultos y está formada en recursos humanos, educación, duelo e igualdad, además de haberse formado en inteligencia emocional.