Imagen facilitada por Turismo Verde.

La climatología favorable y la posibilidad de practicar tanto  senderismo como actividades en la nieve, asistir a los actos religiosos, o simplemente disfrutar del buen tiempo y de la gastronomía, ha atraído hasta la  provincia de Huesca, gran número de viajeros  que  ante todo quieren disfrutar unos días de ocio y descanso en  la naturaleza.

“Los alojamientos de alquiler completo, como los apartamentos o las casas de alquiler íntegro, están al 95 % de ocupación”, explica Francisco Parra, presidente de Turismo Verde.

Turismo Verde Huesca reúne una oferta de más de 4.000 plazas en diferentes tipos de  alojamientos turísticos, numerosas actividades de turismo deportivo y  un conjunto de experiencias turísticas que van desde la visita a una granja a  una ruta guiada  por cualquiera de los espacios naturales de la provincia de Huesca.

“Lo mejor de esta temporada turística es el ambiente general que se percibe y nos hace pensar que este va a ser un buen año de trabajo” Destaca Francisco Parra. “Las reservas para los meses de julio y agosto están muy adelantadas.”

La Sierra de Guara, el entorno del Parque Nacional de Ordesa y  la zona del Valle de Benasque, son los destinos con más demanda de alojamientos, sin embargo, las comunicaciones permiten que independientemente del lugar elegido se pueda llegar en poco tiempo a cualquier punto de la provincia de Huesca.