Foto: SobrarbeDigital
Foto: SobrarbeDigital

El departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón amplía este año el dispositivo de vialidad invernal en las carreteras autonómicas.

En el caso del Sobrarbe se ha contratado un tractor con cuña quitanieves para dar servicio a la carretera entre Buerba y Puyarruego, en el sector Añisclo.

La situación del paso transfronterizo de Bielsa-Aragnouet cuenta con una gestión diferente ya que los medios empleados se realizan a través de consorcio con los vecinos franceses.

Foto: SobrarbeDigita
Túnel de Bielsa. Foto: SobrarbeDigital

En el caso de Bielsa se cuenta con 4 quitanieves, una pala cargadora y una retro mixta para 11 km de carretera.

Foto: SobrarbeDigital
Foto: SobrarbeDigital

Y se le añade el servicio de nivología en la carretera A-135 que da acceso al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Carretera de acceso a Ordesa. Foto: SobrarbeDigital
Carretera A-135 de acceso a Ordesa. Foto: SobrarbeDigital

La campaña de vialidad invernal se desarrolla desde el 15 de noviembre hasta el 31 de marzo aunque los medios técnicos del Gobierno de Aragón están disponibles semanas antes, de hecho este año ya han actuado, y continúan más allá del mes de marzo si las condiciones climatológicas lo precisan.

El trabajo de los nivólogos
Las personas expertas que actúan en las zonas con riesgo de aludes valoran la estabilidad del manto nivoso, la situación de peligro y la procedencia o improcedencia de acometer labores de limpieza, así como la apertura o cierre de la carretera, en función de los datos meteorológicos que interprete o el resto de parámetros que utilice para la toma de decisiones.

Igualmente, si se considera oportuno provocar de forma artificial una avalancha mediante el método Daisy Bell, el experto nivólogo acompañará al helicóptero, si así lo precisan, en el vuelo para decidir los puntos de disparo o ataque