Las trabajadoras de la Residencia recogiendo la nabata dulce. Foto: Nabateros del Sobrarbe.

Este año «una nabata aterrizaba» en Aínsa, en el penúltimo domingo de mayo, pero por primera vez no lo hizo en la cola del pantano de Mediano, sino en la Residencia Comarcal La Solana.

Los nabateros del Sobrarbe han querido rendir homenaje a «nuestros mayores», han dicho, «con la entrega de una dulce nabata en forma de pastel».

Imagen de la dulce nabata entregada. Foto: Nabateros del Sobrarbe.

Hay que recordar que decidieron suspender el descenso de nabatas por el río Cinca entre Laspuña y Aínsa a causa del coronavirus.

Una decisión tomada tras una reunión celebrada por videoconferencia (el domingo 11 de mayo), por la Junta Directiva de la Asociación de Nabateros del Sobrarbe que acordaba no realizar, el que hubiera sido el trigésimo sexto descenso de Nabatas por el río Cinca a causa de la crisis sanitaria generada por el Covid-19. 

Una tradicional fiesta, muy arraiga en Sobrarbe,  que atrae a centenares de visitantes y que se celebra siempre el penúltimo domingo del mes de mayo.

Imagen de archivo del descenso de nabatas. Foto: SobrarbeDigital.
Imagen de archivo. El descenso de nabatas por el río Cinca atrae a multitud de visitantes. Foto. SobrarbeDigital.