Foto: Archivo Comarca de Sobrarbe. Autor: Pierre Meyer.

Llevan casi un mes de ‘vacaciones’ en el ibón de la Bernatuara, y todavía les queda otro mes más por delante. Las reses de vacuno de la Mancomunidad Ganadera del Valle de Broto reviven un año más una milenaria tradición que se plasmó en documento en el año 1862.

En el Tratado de Bayona que Francia y España firmaron el 14 de abril de ese año, quedó por escrito un uso consuetudinario que realizaban los pastores de esta zona junto con los pastores franceses cada año en los meses de verano. Pero el acuerdo se basa en tratados anteriores, que demuestran que ya en la Edad Media se realizaba este paso ganadero trashumante.

Los galos permitían que los ganados españoles subieran a pastar al entorno del ibón de la Bernatuara del 22 de julio al 22 de septiembre, ya que aunque lo hacían en propiedad francesa, esos dos meses la hierba era española.

Fotos: Archivo Comarca de Sobrarbe. Autor: Pierre Meyer.

Esta relación de historia, pastoreo, naturaleza y hermandad transfronteriza es una de las principales citas del año del bien “Pirineos-Monte Perdido”, zona que incluye los parques nacionales de Ordesa Monte Perdido en España y parte del de los Pirineos en Francia, y que fue considerado hace 21 años Patrimonio Mundial cultural y natural por la UNESCO.

Un documental recoge esta tradición
Este año además, se ha presentado el primer documental que se ocupa de esta trashumancia del Pirineo central. Grabado en 2018 en los días de subida y bajada del puerto, muestra la dureza y la belleza del recorrido, la relación entre los ganaderos del Valle de Broto y el de Ossoue, así como el pastoreo tal y como se hace en esta zona desde hace miles de años.

Transhumancia valle de Broto al ibón francés de la Bernatuara. Foto: DGA.

En el documental se reflejan los espectaculares paisajes por los que pasan los rebaños y en los que se quedan todos los veranos en busca de los pastos verdes de la cara norte, que en julio, agosto y septiembre escasean en el lado español del Pirineo.

También los emotivos relatos de sus protagonistas, ganaderos franceses y aragoneses, trasladan lo arraigado de esta tradición, que se vive con nerviosismos desde las familias ganaderas que lo realizan, y se ha transmitido desde hace miles de años de generación en generación. Esta historia tiene lugar en el corazón del bien “Pirineos-Monte Perdido” declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO.

Las razones por las que este territorio es Patrimonio Mundial no son solo sus características geológicas, sino también su paisaje cultural, fruto de la actividad ganadera y de la trashumancia a pastos de alta montaña, testimonios de una vida que actualmente tiende a desaparecer pero que, reforzada con su carácter transfronterizo, reencontramos en la Bernatuara.

Si estas rutas todavía funcionan es porque siempre ha habido, a ambas vertientes de la montaña, hombres para entenderse, perpetuar sus tradiciones y a veces, incluso compartir lazos de amistad. Este documental quiere transmitir la emoción de estos ganaderos que rompen fronteras, que comparten territorio, amor por su trabajo y los Pirineos y lo transmiten de generación en generación.

El documental “La Bernatuara”, de una duración de 16 minutos, está disponible en español, francés e inglés, y puede verse en las webs de “Pirineos-Monte Perdido” y del Geoparque Mundial UNESCO Sobrarbe-Pirineos.

Ha sido elaborado en coproducción de la Comarca de Sobrarbe, el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, el Ayuntamiento de Gavarnie-Gèdre y la Oficina Comarcal de los Valles de Gavarnie integrado en las actuaciones del proyecto “Pirineos-Monte Perdido, Patrimonio Mundial 2”(PMPPM2). Ha contado con la financiación del programa POCTEFA.

De este modo, se busca registrar esta importante tradición y darla a conocer como uno de los principales valores del Patrimonio Mundial “Pirineos-Monte Perdido”.

Suelta de ganado en Ordesa julio 2019. Foto: SobrarbeDigital.

Está cofinanciado al 65% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Programa Interreg V-A España-Francia-Andorra (POCTEFA 2014-2020). El objetivo del POCTEFA es reforzar la integración económica y social de la zona fronteriza España-Francia-Andorra.

Su ayuda se concentra en el desarrollo de actividades económicas, sociales y medioambientales transfronterizas a través de estrategias conjuntas a favor del desarrollo territorial sostenible.