Foto: SobrarbeDigital

Todo comienza cuando varios niños y niñas deciden construir una caseta con diferentes materiales en un espacio público situado en una de las calles del barrio de Banastón de Aínsa, cerca del Polígono Industrial.

Pero este hecho no ha sido del agrado de un vecino que mostró su malestar a los niños quizás diciéndoles “palabras fuera de lugar”, con el agravante de que en ese momento no había ningún adulto presente para recibir los comentarios o quejas del vecino.

Los niños contaron lo ocurrido a sus respectivos padres que decidieron “trasladar la caseta” a otro punto más alejado de las viviendas, en concreto, a la calle Valle de Vio, para no tener más problemas con esta persona.

Begoña madre de dos niñas relata lo sucedido.

Los niños y niñas aprenden muchas cosas cuando juegan.