Foto: SobrarbeDigital.

El alcalde Ramón Laplana ha hablado de la muerte de un cazador de 63 años de edad que apareció el domingo con un disparo de escopeta en el pueblo de Troncedo, término municipal de La Fueva. «Era una persona muy querida», ha señalado el alcalde.

Laplana ha explicado que aunque el cazador residía en Monzón «pasaba todos los fines de semana y temporadas con su familia en Tronedo», donde era natural. La Guardia Civil investiga la muerte del fallecido.

El cuerpo fue encontrado cerca de Troncedo en una zona arbolada y mojada por las intensas lluvias del día anterior, y cabe la posibilidad de que «pudo haber resbalado». El alcalde Laplana ha lamentado la pérdida de su amigo y ha recordado sus tres aficiones, «las setas, las trufas y la caza», sin olvidar el huerto.

Ramón Laplana, alcalde del Ayuntamiento de La Fueva.

El entierro ha tenido lugar en Troncedo este martes por la tarde.