La exposición «Vida», de Gervasio Sánchez se puede visitar hasta el próximo 20 de mayo en la Sala de exposiciones de la Diputación Provincial de Huesca (DPH), en horario de lunes a viernes de 18 a 21 horas, sábados y domingos de 18 a 21 horas.

Esta muestra reúne una selección de 70 fotos –la mayoría inéditas— tomadas por Gervasio Sánchez en muy diversos tiempos, lugares y contextos. Al revés de sus exposiciones y libros anteriores, no han sido divididas por tema, origen o fecha, como corresponde a su labor como reportero, dedicado en especial a conflictos armados en todo el planeta. Si Sánchez es un gran reportero de estatura mundial, esta muestra lo presenta de modo distinto: destaca a un artista de la imagen.

Gervasio Sánchez, fotógrafo y periodista nacido en Córdoba pero aragonés de adopción, reconoce que la vida es muy difícil de localizar donde se utiliza la violencia para llevar a cabo la muerte, “hay un poco heroísmo en las guerras, la inmensa mayoría prefiere matar que morir”, lo que “no es una declaración catastrófica para el ser humano, es pura supervivencia”, admite.
Más de 70 fotografías componen esta nueva mirada, la revisión de la obra de quien ha recibido, entre otros, el Premio Nacional de Fotografía, el Ortega y Gasset y es enviado de la Unesco por la Paz o reportero habitual de cabeceras como Heraldo de Aragón.

Gervasio Sánchez recuerda perfectamente dónde están tomadas las imágenes y qué pasó antes y después, algunas antes de que se produjera una explosión que mataría a varias personas, en otros momentos la gente huyendo de la guerra para ponerse a salvo “y abandonándolo todo, prácticamente sin identidad, pasaporte, matrícula de coches, sin títulos de propiedad…”

De esta forma narra lo que ocurrió a finales de los años noventa en Kosovo. Con sus palabras adelanta lo que el público podrá encontrarse en la sala: “En la guerra si uno busca y rebusca y tienes paciencia, aparecen momentos sublimes que te emocionan y te reconcilian con el ser humano, niños jugando entre ruinas, adultos enfrentándose a la violencia con gran dignidad…”.