Imagen facilita por Morillo de Tou.

A Wim Hof le llaman Ice Man (El hombre de Hielo) y esta denominación de superhéroe probablemente sea la mejor definición para alguien que ha realizado todo tipo de hazañas físicas y mentales que los científicos consideran como una anomalía.

Permanecer dos horas enterrado en hielo sin que variase su temperatura corporal (por lo que recibió un Premio Guiness, ascender al Everest sin zapatos y en pantalón corto, correr una maratón en el desierto sin tomar una gota de agua, …, son algunas de las insólitas experiencias que este hombre ha llevado a cabo “simplemente” ejerciendo un control total sobre su cuerpo y su mente. Tras muchos análisis y pruebas de laboratorio, los científicos aún no entienden cómo puede controlar su sistema inmunitario a voluntad.

Wim Hof considera que no es nada excepcional y que cualquier persona es capaz de conseguir todas estas pruebas de superación, así que hace años decidió dar a conocer su método Wim Hof Method.

Imágenes facilitadas por Morillo de Tou

En su caso todo nació de una historia de superación personal tras una tragedia en su vida. A los miles de seguidores que tiene en todo el mundo les transmite que todo se basa en cuatro pilares: exposición al frío glacial; técnicas de respiración; meditación; desarrollar un plan de acción.

Más de cien personas se dan cita estos días en Morillo de Tou para aprender su método, más bien una filosofía de vida. Meditación, inmersión en hielo, actividades en un glaciar y deporte de montaña son algunas de las acciones que los seguidores de Wim Hof desarrollan durante una semana en el Sobrarbe.

No en vano, Wim Hof ha estado ligado al Pirineo aragonés desde su juventud. Escuchar como ya en su juventud subía las clavijas de Cotatuero o cruzaba a Francia por la Brecha de Rolando te transmite la profunda conexión de Wim con esta maravillosa zona del Pirineo.