Foto: imagen de la asamblea. Sobrarbe Digital.

La Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés (ADELPA) quiere que los rendimientos de las concesiones hidroeléctricas reviertan en el territorio afectado, en este caso el Pirineo aragonés, y que la gestión de estos rendimientos se haga de forma transparente. Para ello ADELPA considera imprescindible que este proceso se haga contando con el territorio afectado y sus habitantes y, en este sentido, exige formar parte de los órganos de gobierno y de decisión de la cuenca hidrográfica del Ebro, en la misma proporción que los usuarios que se benefician de las infraestructuras y recursos del Pirineo aragonés.

Así se ha acordado por unanimidad en la Asamblea General ordinaria que, este viernes, se ha celebrado en Boltaña y en cuyo orden del día figuraba la situación y propuesta sobre los rendimientos derivados de la reversión de concesiones hidroeléctricas y de la reserva de energía de concesiones hidroeléctricas del Pirineo. A fecha de hoy, esta Asociación de Municipios no ha recibido respuesta por parte de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) a la solicitud de información sobre los rendimientos generados por los aprovechamientos hidroeléctricos.

Ante esta falta de información y con el fin de que la CHE garantice el cumplimiento del propio Plan Hidrológico de Cuenca, que establece que el dinero y la reserva de energía obtenida de estas concesiones debería destinarse a la restitución económica y social del territorio donde se generan, ADELPA exige transparencia en la gestión de los recursos y considera que una buena fórmula para lograrla es la constitución de un grupo de trabajo entre el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y ADELPA para decidir el destino de los rendimientos de aprovechamientos hidroeléctricos y reservas de energía de las concesiones del Pirineo aragonés.

Este punto, ha conseguido el respaldo de la Asamblea y forma parte de la declaración que esta tarde ADELPA ha aprobado, en la que además la asociación exige formar parte de los órganos de gobierno y de decisión de la cuenca del Ebro. Asimismo se apuesta por fórmulas que ya se aplican en otros países para que los beneficiarios de un recurso como el agua aporten una parte de los beneficios que les genera en concepto de servicios ambientales y con el fin de garantizar la conservación del recurso y garantizar el desarrollo sostenible de los lugares que generan el recurso.

Estos acuerdos serán trasladados por los responsables de ADELPA a la Directora General del Agua del MAGRAMA, aprovechando la reunión que va a tener lugar el próximo día 18 de noviembre en la sede del Ministerio, solicitada por ADELPA. Esta asociación tiene esperanzas de obtener una respuesta más razonable y sensible a las necesidades del territorio de lo apuntado en los contactos mantenidos hasta el momento, pues el MAGRAMA ha mostrado en los últimos años su disposición a abordar conjuntamente con el territorio y con ADELPA, proyectos y problemáticas específicas del Pirineo aragonés.

ADELPA apuesta por el reconocimiento que se merecen los municipios del Alto Aragón y sus habitantes como únicos afectados por las instalaciones hidroeléctricas. La restitución económica y social es, según ADELPA, una oportunidad para revertir en el territorio una parte de los enormes beneficios que los aprovechamientos hidroeléctricos en el Pirineo han producido durante décadas para las grandes empresas eléctricas.

A la cita, acudían una gran mayoría de alcaldes del Alto Aragón, Jesús Buetas, alcalde de El Pueyo de Araguás, Ramiro Revestido, alcalde de Puértolas, José Miguel Chéliz, alcalde de Aínsa-Sobrarbe, Ramón Laplana, alcalde de La Fueva, José Manuel Salamero, alcalde de Boltaña, Jesús, Lasierra, alcalde de Sabiñánigo, entre otros.

AUDIOS:

José Miguel Chéliz, alcalde de Aínsa.

Ramiro Revestido, alcalde de Puértolas.

Ramón Laplana, alcalde de La Fueva y diputado en las Cortes de Aragón.