Frente sur muralla Villa Medieval de Aínsa. Fuente: Ayuntamiento de Aínsa.

Aínsa inicia las obras de recuperación del acceso al frente sur de la Villa Medieval con un nuevo programa experiencial que se prolongará hasta enero de 2025. Las tareas, que se están llevando a cabo por una decena de alumnos, la directora/docente, un monitor de obra y el apoyo de una administrativa, suponen una inversión de 274.143,10 euros gracias a una subvención procedente del Instituto Aragonés de Empleo (INAEM). El Ayuntamiento de Aínsa aportará cerca de 50.000 euros.

Frente sur muralla Villa Medieval de Aínsa. Fuente: Ayuntamiento de Aínsa.

La restauración de murallas en la subida al aparcamiento del Castillo y la rehabilitación del conocido como ‘Camino de los burros’, que conecta la parte baja del pueblo con el casco antiguo, son los objetivos con los que se ha emprendido el cuarto taller de empleo consecutivo que acoge la localidad. Con él, diez aprendices adquieren y aplican en la práctica capacidades que les permitan en el futuro optar a nuevas oportunidades en el mercado laboral. Una vez superado el año del programa, todos ellos obtendrán los certificados de profesionalidad de ‘Operaciones auxiliares de acabados rígidos y urbanización’ y ‘Limpieza en espacios abiertos e instalaciones industriales’.

“En 2019 nos embarcamos en la misión de rehabilitar y poner en valor una parte importante de nuestro patrimonio histórico que se había perdido”, explica el alcalde Enrique Pueyo. “En febrero concluimos las obras de mejora del acceso al frente norte, muy satisfechos de los resultados, pero nos dimos cuenta que la cara sur también requería de intervenciones importantes”, apunta. “Gracias al apoyo del INAEM no solo embellecemos el entorno del mayor atractivo turístico que tenemos en Aínsa, sino que además formamos y damos trabajo a personas del territorio, con lo que ello supone para el asentamiento de población y la generación de oportunidades laborales”.

Enrique Pueyo, alcalde de Aínsa.

El programa experiencial suma un total de 1.800 horas. “Al igual que en los anteriores, seguimos apostando por las técnicas de construcción tradicionales como la piedra seca, y procuraremos respetar las características originales restaurando elementos siempre que sea posible”, explica la directora y arquitecta técnica Beatriz Gómez, que asume dichas funciones por tercer año consecutivo. “Somos muy conscientes de la riqueza patrimonial con siglos de historia que tenemos aquí, y nos enorgullece poder contribuir con nuestro trabajo a visibilizarla, a recuperarla y, en definitiva, a que siga estando para que otras generaciones también la disfruten en el futuro”.

Pavimentación en el tercer programa experiencial, ya finalizado. Fuente: Ayuntamiento de Aínsa.

Los programas experienciales comenzaron su andadura en Aínsa en el año 2019. Desde entonces, casi medio centenar de personas se han formado, y se han invertido cerca de un millón de euros aportados por el INAEM y el Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe. En febrero concluyó el tercer programa tras una inversión de más de 300.000 euros con los que se han consolidado las intervenciones en el camino de Casa Santiago hasta enlazar con el inicio del camino a la Cruz Cubierta, en el aparcamiento del Castillo. Pavimentación, recuperación de muros y limpieza de matorral, así como la iluminación del recorrido, ya son una realidad desde el 13 de febrero.

En ediciones pasadas se mejoraron, entre otras cosas, los accesos al portal del Callizo y al de Terra Glera. Ahora, la alternativa de acceso permite disponer de un recorrido circular por la Villa Medieval, que pondrá el sello a un lustro de trabajo la finalización del recién comenzado taller en enero de 2025.