Imagen reciente del pump track de Aínsa. Foto. SobrarbeDigital.

El municipio de Aínsa-Sobrarbe y la comarca, así como los visitantes aficionados a las dos ruedas y los residentes del país vecino están de enhorabuena: por fin han concluido las obras que hacen posible disfrutar del solicitado pump track en el área cultural y deportiva de la localidad.

El circuito se orienta a deportes practicados sobre ruedas sin motor, tales como la bicicleta, el patinete o el monopatín, y se enfoca principalmente a iniciados en dichas disciplinas.

La imagen corresponde al pasado fin de semana. Foto: SobrarbeDigital.

Aunque la inauguración oficial se producirá este viernes, a las 20 horas, desde el fin de semana pasado ya está operativo y está teniendo una acogida excepcional. El pump track consolida así la apuesta de Aínsa y de todo el Sobrarbe como destino de referencia para la práctica de la bicicleta, objetivo que impulsó hace años la Asociación de Empresarios Zona Zero junto a diversos voluntarios implicados en la limpieza, la señalización y el mantenimiento de caminos.

El asesoramiento de Zona Zero, además, ha sido imprescindible en las tareas que han dado como resultado un circuito de algo más de medio kilómetro lleno de curvas y obstáculos diseñados para atraer a deportistas de todas las edades y niveles.

Otra de las imágenes del pump track de Aínsa. Foto: SobrarbeDigital.

Las obras se han realizado a lo largo de todo el verano, siendo necesario, después de su construcción, unas semanas extra para que naciese la hierba sembrada alrededor del recorrido y se compactaran los taludes.

Según el alcalde de Aínsa, Enrique Pueyo, “era una demanda muy esperada en el pueblo propuesta por el Consejo de la Infancia y de la Juventud. Gracias a la inquietud de los más jóvenes del municipio y a la implicación de instituciones, asociaciones y voluntarios, por fin disponemos de otro punto de entretenimiento para nuestros vecinos y vecinas y completamos las diversas opciones que ya teníamos en Sobrarbe para la práctica de BTT”.

El alcalde de Aínsa, Enrique Pueyo.

En cuanto a la inversión, que alcanza los 80.000 euros, ha sido cofinanciada al 65 % por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Programa Interreg V-A España-Francia-Andorra (POCTEFA 2014-2020).

No es casualidad, por tanto, que un pump track de estas características, uno de los mejores que existen en España, haya acabado ubicándose en Aínsa, pues junto a los de Saint Lary, Aragnouet y Loudenville cierra el círculo de la oferta de bicicleta en este espacio transfronterizo.

Circuito del pump track de Aínsa. Foto: SobrarbeDigital.

En ese sentido, cabe recordar que el Proyecto Pirineos Sobrarbe Aure-Louron está formado por 15 socios públicos y privados a ambos lados de esta zona del Pirineo que trabajan conjuntamente para configurar la creación de un destino único con unos productos turísticos identificables. La ventaja de emprender esa ambiciosa tarea es reforzar al mismo tiempo la integración económica y social de la zona fronteriza con actividades conjuntas a favor del desarrollo territorial sostenible.

La construcción del pump track de Aínsa ha sido una de las muchas acciones que llevan realizándose desde 2017. La inauguración oficial del viernes a las 20 horas a la que acudirán diversos socios de ambos países, escenificará una vez más esa estrecha colaboración que tanto ha hecho por el desarrollo de la zona en los últimos años.