Foto: SobrarbeDigital.

El francés Alexandre Cure, ha vencido en el prólogo urbano del Specialized Opel Enduro Festival de la Zona Zero de Sobrarbe que ha comenzado esta tarde de viernes con el paseo sobre uno de los muros del Castillo de Aínsa.

El campeonato del mundo de enduro, ha dado este viernes la salida pasadas las cuatro de la tarde, desde el paseo sobre el muro del Castillo medieval de Aínsa, a los mejores corredores. El francés Alexandre Cure, ha sido el ganador del prólogo de la séptima ronda de las Enduro World Series, obligatorio pero no puntuable. 

Los ‘bikers’ han bajado desde el muro, aprovechado el peralte para salir por el arco y cruzar a velocidad de vértigo la plaza Mayor para tomar la calle de la iglesia. Pero les esperaba una sorpresa, ya que han tenido que atravesar una casa tradicional. En apenas dos minutos, se han tragado las vías empedradas y los tramos de escaleras para llegar a la parte baja de la villa, a la travesía de la carretera N-260. 

Aunque el espectáculo ha continuado después en el Castillo de Açínsa, donde se ha dado la bienvenida a los participantes y al público con la gran parrillada de longaniza de Graus, que sale por segunda vez de la localidad ribagorzana, para asar un kilómetro del embutido aragonés en la estructura de 25 metros cuadrados con la que mantienen el récord guinness.

Para la jornada de este sábado y domingo, la prueba se traslada al monte, donde se han habilitado espacios para el público. El reto son 84 kilómetros con 3.000 metros de desnivel en solo dos días. En esos recorridos, tanto el de mañana como el del domingo, hay cuatro tramos cronometrados (llamados especiales) y los enlaces entre ellos que pueden penalizar si no se llega en un margen de tiempo.