Foto: Machuca, Prats y Pañart en la meta de Aínsa.

Alberto Machuca, Marcos Prats y Benjamín Pañart forman parte de equipo Zona Zero y han participado en la Transpyr. 

La Tranpyr 2015 arrancó en Rosés/Cadaqués, Camprodon, la Seu d’Urgell, el Pont de Suert, Aínsa, Jaca, Burguete, Roncesvalles y finalizará el 4 de julio en Hondarribia.

La meta, situada en la villa de Aínsa, ha vivido, este miércoles, la segunda llegada en grupo de los dos equipos que dominan con autoridad esta edición, los Buff Pro Team y Bicis Esteve. Con la disputa de la cuarta etapa la Transpyr, ha superado, su ecuador, dejando atrás Catalunya para adentrarse en el Pirineo Aragonés. Han sido Pau Zamora y Antonio Ortiz (Buff) que han entrado por delante de Oriol Colomé y Diego Tamayo, los ciclistas de Bicis Esteve que mantienen los 11 minutos de ventaja que consiguieron en la primera etapa de la Transpyr.

Una jornada intensa, más el fuerte calor ha marcado los casi 100 kilómetros de etapa, con una larguísima bajada final de quince kilómetros desde la Peña Montañesa justo después del ya tradicional paso alrededor del macizo del Turbón.

Este último tramo ha puesto a prueba la destreza y la resistencia de los ciclistas con un descenso muy poco habitual por su combinación de tramos muy técnicos y exigentes con otros que permiten disfrutar al máximo de la velocidad y la diversión con la bicicleta.

La etapa de este jueves, con final en Jaca, discurre por los mejores senderos de las comarcas del Sobrarbe y Jacetania, con 95 km y 2.200 metros de desnivel.

En el apartado de ciclismo de carretera el pelotón de la Transpyr Road ha afrontado, esta jornada, una etapa comprometida por los descensos con un asfalto en bastante mal estado y caminos rurales de grava. Ha sido la etapa que se aleja más del ciclismo convencional y que representa la esencia de la fórmula Transpyr Road. El pelotón, ha rodado por carreteras salvajes y nada transitadas bajo unas temperaturas cercanas a los 40ºC.

El tramo cronometrado, de 13 kilómetros con el ascenso en el puerto de Coronas, se lo ha adjudicado una vez más Israel Núñez (Massi), que se ha impuesto en los tres retos diarios que se han disputado hasta la fecha. En la tabla de tiempos Núñez saca casi 5 minutos al portugués Luis Filipe Silva.

Este jueves los ciclistas de carretera tendrán una de las etapas más cortas de la prueba (132 kilómetros) con seis puertos y el tramo cronometrado que será al abrupto Cañón de Añisclo, junto al Parque Nacional de Ordesa y uno de los tramos más atractivos del Gran Reto de los Pirineos.

Por último, ascenso a los cuellos de Navasa, donde los ciclistas pondrán de nuevo a prueba sus fuerzas en el Reto del Día.