Foto: SobrarbeDigital.

La feria del vino artesano, Punchacubas que se ha celebrado este sábado en la plaza Mayor de Aínsa ha vuelto a congregar a un buen número de vecinos y amigos. Un evento que se quiere recordar la tradición de “punchar” la cuba -después de recolectar y pisar la uvas para obtener el mosto y dejarlo fermentar su conversión en vino-. En esta edición han habido 29 catas.

La novedad ha estado en la hoguera que este año ha sido alargada y más grande para combatir el frío, de esta manera la organización ha atendido las sugerencias de la ciudadanía. 

Una vez más indispensable colaboración de la Asociación de Mujeres El Eco, Arto. Un paso Atrás y Vinateros de Sobrarbe han sido los encargados de elaborar los platos correspondientes, tanto la comida del mediodía como la de la cena. Se han repartido unas 400 raciones según han confirmado los organizadores.

A todo ello hay que sumar la interesante charla que han impartido representantes de Bodegas Bal Minuta de Barbenuta y de la Bodega Urobuho, de la Pardina de Samitier en La Jacetania. El Salón del Plenos del Ayuntamiento de Aínsa ha acogido el concurrido coloquio.