Biblioteca de Boltaña, imagen de archivo. Foto: SobrarbeDigital.

La Diputación Provincial de Huesca (DPH) sigue apostando por el mantenimiento de servicios públicos en el territorio altoaragonés. Para ello, destina 50.000 euros al mantenimiento y mejora de los contratos de los bibliotecarios durante 2021, el objetivo es seguir dotando de personal a estas infraestructuras y apoyar al personal ya contratado, pilar básico de las bibliotecas.

Los ayuntamientos titulares de bibliotecas públicas incluidas en la red provincial pueden solicitar estas ayudas hasta el 5 de noviembre para financiar el gasto corriente del personal que forma parte de las mismas.

Los consistorios beneficiarios de estas ayudas recibirán 2.500 euros, que se deberán destinar al mantenimiento y mejora de los contratos existentes.