Foto: Río Cinca a su paso por Aínsa. Sobrarbe Digital.

Los gobiernos de Aragón, Asturias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura y Galicia han acordado demandar a la Vicepresidencia del Gobierno una reunión para abordar las necesarias acciones que se derivan del cambio demográfico que se está produciendo en España, del que estas regiones constituyen un indicador adelantado.

En este sentido, se ha solicitado la creación de un grupo de trabajo que, liderado por el Gobierno de España, inicie los pasos necesarios para culminar la elaboración de una Estrategia Nacional por el Cambio Demográfico y del que formen parte tanto las Comunidades Autónomas en las que los retos demográficos son más acentuados, como los municipios, a través de la Federación Española de Municipios y Provincias.

Este es uno de los acuerdos adoptados en el Tercer Encuentro Interterritorial por el Cambio Demográfico, celebrado en la sede de la Presidencia del Gobierno de Extremadura en Mérida.

Se ha propuesto la creación de una Plataforma o “lobby” en el seno de la Red Europea de Regiones con Desafíos Demográficos con el objetivo de sumar esfuerzos para incluir los parámetros de las Comunidades Autónomas con problemas demográficos en la evaluación de la Estrategia 2020 abierta, a consulta pública hasta el próximo mes de octubre.

El Foro también ha decidido concretar reuniones con los nuevos comisarios responsables, y con las comisiones relevantes del parlamento tras las recientes Elecciones Europeas. El objetivo es que el reto demográfico sea prioritario en los programas de financiación de cara a la Estrategia Europea 20/20, partiendo del Acuerdo de Asociación de España con la Unión Europea para el periodo 2014-2020 que prevé que se incorporen medidas relativas al cambio demográfico durante los próximos años.

Las proyecciones de población elaboradas por el Instituto Nacional de Estadística (INE) indican una pérdida progresiva de habitantes en las próximas décadas, sobre todo entre la población en edad laboral. En 2013 los nacimientos han caído en España por quinto año consecutivo, y el crecimiento vegetativo de la población es ahora el más bajo registrado desde al año 2000.

La cumbre demográfica de Mérida, ha contado con la presencia del Consejero de Hacienda y Administración Pública del Gobierno de Extremadura, Clemente Checa; de Política Territorial e Interior del Gobierno de Aragón, Antonio Suárez; Presidencia y Portavoz del Gobierno de Asturias, Guillermo Martínez; Bienestar y Trabajo de Galicia, Beatriz Mato; Presidencia y Portavoz de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago-Juárez; la Directora General de Desarrollo de Estrategia Económica, María Teresa Giménez.

Las regiones también han decidido proseguir con reuniones periódicas de seguimiento, y llevar a cabo un nuevo Encuentro Interterritorial en Cuenca.

 El problema se agrava en Aragón

Por comarcas, son ya 14 las que se encuentran en situación de “desierto demográfico”, es decir, con menor de 10 habitantes por kilómetro cuadrado. A las ya conocidas, Sobrarbe, La Ribagorza, Los Monegros, Ribera Baja del Ebro, Campo de Belchite, Bajo Martín, Campo de Daroca, Jiloca, Cuencas Mineras, Maestrazgo, Sierra de Albarracín, Gúdar-Javalambre y Matarraña, se ha unido La Jacetania que ha pasado de 10 a 9,9 habitantes por kilómetro cuadrado.

La edad media en Aragón es de 43,6 años, frente a los 41,9 años de media española. Sólo 7 comarcas se encuentran por debajo de la media aragonesa y ninguna está por debajo de la media española.

El índice de envejecimiento es de 110,8% en Aragón, frente al 90% de España. Todas las comarcas aragonesas están más envejecidas que la media española y sólo 7 tienen un índice de envejecimiento inferior a la media de la Comunidad.

La tasa de dependencia en la actualidad es del 54,56% en Aragón, frente al 51,02% de la media española. En 2023 la tasa de dependencia en Aragón podría llegar al 62,64%, frente al 59,17% de la media española.

Finalmente, la proyección de la población en el periodo 2013-2022 muestra una tendencia claramente regresiva en todo el país. En España, la población podría caer en 2.621.643 personas en ese periodo (-5,9%)  y en Aragón ese descenso sería de 76.585 personas (-10%).

AUDIO: Antonio Suárez, consejero de Política Territorial e Interior del Gobierno de Aragón.