Foto: DGA.

La señalización turística en las carreteras nacionales que discurren por la Comunidad Autónoma de Aragón, después de una paralización de 7 años, será complementada con 12 nuevos destinos y recursos turísticos tras las gestiones realizadas desde la Dirección General de Turismo del Gobierno de Aragón a lo largo de la Legislatura.

El objetivo de estas señales es armonizar la seguridad vial y la información a los ciudadanos en tránsito de los lugares que, en la proximidad, de su recorrido tengan un especial interés turístico.

La Dirección General de Turismo promoverá la ejecución de estas señalizaciones de acuerdo con la disponibilidad presupuestarias. Así, los 12 nuevos destinos turísticos a señalizar, así como los destinos regularizados son: Castillo de Loarre, Valle del Aragón/Canfranc, Parque Faunístico Lacuniacha, Valle de Pineta/Valle de Chistau, Sierra de Gúdar/Javalambre, Sierra de Albarracín/Montes Universales, Maestrazgo, Parque Cultural Río Martín, Parque Geológico de Aliaga, Puertos de Becetite, Alquezar, Barbastro, Cerler, Caspe, Cervera de la Cañada, Jaraba, Monasterio de Rueda y Tobed.

La señalización turística en las carreteras nacionales está regulada por el Sistema de Señalización Turística Homologada (SISTHO). Un sistema regula los criterios de señalización y sus características técnicas precisas, estableciendo además un cupo de destinos a señalizar en cada Comunidad.

En 1999 se aprobaron un total de 22 destinos en la Comunidad Autónoma de Aragón, de los cuales 7 correspondían a Recursos Naturales y 21 a Recursos Culturales. Fueron señalizados lugares como el Monasterio de San Juan de la Peña, Sos del Rey Católico, Teruel Mudéjar, los principales valles del Pirineo, la Laguna de Gallocanta y el Moncayo, entre otros.