La Gorga de Boltaña en agosto 2021. Foto: SobrarbeDigital.

Desde el Ayuntamiento de Boltaña afirman que 2021 ha sido el verano de los eventos de prueba en la Covid-19. Pese a la normativa propuesta por el Gobierno de Aragón de prohibir la celebración de fiestas, sí han estado permitido la organización de festivales y propuestas culturales que han tenido que reinventarse para ofrecer un calendario atractivo en un entorno seguro y libre de aglomeraciones de personas.

Este ha sido el objetivo del Ayuntamiento de Boltaña, que tuvo que aplazar de nuevo la celebración de la Feria Pirenaica de Luthiers Pirenostrum al próximo año 2022 con la justificación de proteger a sus vecinos que, cada edición, presta los patios de sus pintorescas casas para llenarlos de instrumentos artesanales, de virtuosos músicos y curiosos amantes de la música tradicional, pues la inestable evolución de la pandemia finalmente declinó la decisión de poner en peligro un festival del que todo el mundo merecía disfrutar sin restricciones y total seguridad, explican en una nota de prensa.

Desde el Consistorio comentan que para no dejar escapar un verano cultural, que prometía un 100% de ocupación turística en alojamientos rurales, campings y hoteles del municipio, el Ayuntamiento de Boltaña dio nombre a un pseudo festival de durabilidad bimensual con una oferta musical de lo más interesante: todos los fines de semana, del 10 al 28 de agosto, Boltaña ha ofrecido conciertos desde alumnos del método ‘Suzuki’, artistas de renombre como ‘Fetén Fetén’, grupos emergentes como ‘Mosicaires’ o leyendas de la música aragonesa como los anfitriones: ‘La Ronda de Boltaña’.

Oferta musical gratuita que se ha situado en lugares tan emblemáticos como el Castillo de Boltaña, quien el grupo ‘Evoeh’ tuvo la gran fortuna de hacer disfrutar a más de medio centenar de personas que quisieron subir el sinuoso camino hasta uno de los puntos más altos y de interés patrimonial del municipio para disfrutar de más de hora y media de música tradicional.

El Castillo de Boltaña visto desde otro ángulo. Foto: SobrarbeDigital.

Otros puntos de interés turístico donde este verano se han podido disfrutar de conciertos al aire libre han sido la Iglesia de el Hotel Barceló Monasterio de Boltaña, con ‘Olga y los Ministriles’; la icónica Plaza Mayor de Boltaña, que se vistió de gala para la actuación del grupo castellano leonense ‘Fetén Fetén’; y el precioso núcleo boltañés Sieste, el último que cerró el ciclo de conciertos de Boletania Suena con el grupo de música tradicional ‘Mosicaires’.

Plaza Mayor de Boltaña. Foto: Ayuntamiento de Boltaña.

Algo novedoso y que resultó un verdadero acierto fue utilizar uno de los campos de fútbol del Área Recreativa Villaboya para ofrecer otras actuaciones de Boletania Suena con ‘Los Titiriteros de Binéfar’ y el multitudinario y esperado concierto de los anfitriones, ‘La Ronda de Boltaña’, quienes arrasaron en la reserva de entradas gratuitas y agotaron 500 localidades en hora y media.

TURISMO EN BOLTAÑA
Los datos recogidos por la Oficina de Turismo de Boltaña, que ha estrenado enclave en la calle Luis Fatás, 13 han pasado más de 13.000 personas durante los meses de julio y agosto.

Nueva Oficina de Turismo de Boltaña. Foto: SobrarbeDigital.

Otro de los reclamos turísticos de Boltaña durante este verano ha sido la oferta de visitas guiadas por el casco antiguo como actividad de interés propuesta por el Ayuntamiento de Boltaña. ‘Únete a la nueva tribu (conócenos a fondo)’ ha conseguido que más de 220 personas conocieran Boltaña en una iniciativa impulsada para ofrecer una actividad adaptada a la normativa Covid-19.

DEPORTE EN BOLTAÑA
Boltaña ha cerrado este verano con deporte, acogiendo la prueba de enduro ‘Copa Bucardo’ en los senderos del municipio. El sábado 4 y domingo 5 de septiembre se ha celebrado esta prueba puntuable por la Federación Aragonesa de Ciclismo que ha contado con más de 70 inscritos y ha llenado Boltaña de riders amantes de la calidad de senderos para practicar enduro que ofrece la localidad gracias al trabajo que realiza Zona Zero Pirineos.