Fotos: SobrarbeDigital.

José Mari Giménez, alcalde de Boltaña ha conseguido captar la atención y animar a las personas a empadronarse en el municipio. Una de ellas ha sido Mauricio Robledo, el vecino número 1.000 que decidió censarse para ayudar a su pueblo la pasada Semana Santa.

Por ello, Mauricio Robledo hace unos días recibió el reconocimiento del Ayuntamiento que le otorgó el escudo de Boltaña, además de un diploma y un fin de semana para dos personas en la playa.

Pero el Equipo de gobierno de Boltaña no quiere quedarse ahí. «Estamos cerca del vecino 1.033», ha manifestado el alcalde Giménez. Cabe recordar que las ayudas económicas de las administraciones pueden cambiar con tan solo un habitante «arriba o abajo», que se empadrone en un municipio del Sobrarbe, en este caso, en el de Boltaña.
El alcalde, José Mari Giménez contento por premiar al vecino 1.000.

Algunas imágenes del evento