Foto: imagen del pleno de este martes. Sobrarbe Digital

El Pleno Municipal del Ayuntamiento de L’Aínsa debatió y aprobó, este martes, la moción presentada por trámite de urgencia por el Grupo Municipal de Chunta Aragonesista, y que contó con el voto de la concejala de IU, dos votos del PSOE, uno de ellos del alcalde, la abstención de dos concejalas del PSOE y el rechazo del PP.

La formación política de CHA, explica en nota de prensa, que por ello, el Ayuntamiento de l’Aínsa consciente de la grave crisis institucional que soporta el Estado español, insta al Gobierno de España a convocar inmediatamente un referéndum vinculante en el que la ciudadanía decida libremente sobre la forma política del Estado español, la continuidad de la Monarquía o la instauración de la III República. De esta forma se convierte en el primer ayuntamiento aragonés en solicitar en este nuevo contexto que la ciudadanía decida.

Para Agustín Muñoz, portavoz de CHA en el Ayuntamiento de l’Aínsa “este acuerdo es el reflejo de que hay una gran cantidad de ciudadanos y ciudadanas, y partidos políticos que consideramos que otra fórmula política es posible como modelo de Estado más acorde a la realidad, dejando atrás modelos trasnochados y anclados en el pasado que no son sino reminiscencias de figuras de otras épocas, por lo que este es el momento de declarar que queremos una República como gobierno, que no queremos que D. Felipe de Borbón continúe la estela de su padre, que la sangre no debe ser la razón para asumir un cargo, que debe ser la ciudadanía la que decida”. l

Muñoz considera que “este acuerdo en el Pleno Municipal de L’Aínsa es posible en un contexto en el que la crisis institucional y de representación que soporta desde hace tiempo el Estado español ha alcanzado a la Jefatura del Estado y a la propia monarquía y refleja el hastío de la sociedad aragonesa y española ante esta grave situación, acentuada por la prolongada crisis económica y social.

El portavoz de CHA recuerda que “España ya ha conocido el cambio de modelo de Estado tras unas elecciones, concretamente las municipales del día 12 de abril de 1931, que supusieron el advenimiento de la República, así lo decidió entonces la ciudadanía y vuelve a ser la hora de que esta actúe como tal y no como súbditos, para decidir libremente sobre nuestro futuro político y forma de Gobierno, se hace imprescindible la celebración inmediata de un referéndum vinculante”.