Foto: barranco Forcaz, dirección Labuerda. Sobrarbe Digital.

El Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón propuso dos posibles ubicaciones al Ayuntamiento de l’Aínsa-Sobrarbe para ubicar el vertedero comarcal de residuos de construcción y demolición. La primera ubicación se planteaba en Troteras, en dirección Boltaña, y la segunda, se ubica en el Barranco Forcaz en dirección a Labuerda, opción por la que opta según el BOA la DGA.

“Desde CHA respaldamos la petición del Ayuntamiento de l’Aínsa-Sobrarbe de que se lleve a cabo la evaluación de impacto ambiental del proyecto, que estamos convencidos será negativo no ya solo por ubicarse en un barranco con el consiguiente impacto ambiental y paisajístico, sobre todo porque esta ubicación sería ilegal ya que incumple las normas subsidiarias urbanísticas al ubicarse a 1.400 metros del núcleo urbano, cuando se exigen 2.000, y lo mismo ocurre con las explotaciones agroganaderas ya que colinda con una granja de porcino y otra de vacuno, además de estar a 300 metros del monumento a la Cruz Cubierta” explica el portavoz municipal de CHA, Agustín Muñoz.

El portavoz de CHA en el Ayuntamiento de l’Aínsa-Sobrarbe, recuerda que “este municipio ya soporta otras hipotecas supramunicipales, el vertedero de residuos urbanos comarcal, y está proyectada la ubicación de la depuradora que prestará servicio a l’Aínsa y Boltaña conjuntamente”.

Agustín Muñoz considera importante que Sobrarbe cuente con un vertedero de residuos de construcción y demolición, que evite la aparición de vertidos ilegales, pero la ubicación de un vertedero de estas características debe cumplir la legalidad y contar con el consenso del municipio donde se ubique y del resto de municipios beneficiados.