José Ramón Ceresuela en Fiscal, imagen de archivo. Foto: SobrarbeDigital.

“Proyectos como la Variante Sur de Huesca, los tramos carreteros entre Fiscal y los túneles de Balupor, el Plan de Desarrollo Sostenible de Jánovas o los planes de restitución de Montearagón o de Almudébar no cuentan con partidas para su impulso”, ha remarcado el secretario territorial de CHA, José Ramón Ceresuela.

Tras analizar el proyecto de ley de presupuestos generales del Estado para 2021 en lo referente al Alto Aragón desde CHA consideramos que estos presentan “luces y sombras”, ha afirmado Ceresuela.

Las infraestructuras viarias concentran inversiones en varios ejes, desde la variante de Sabiñánigo 15,8 millones para sus 6,9 kilómetros, en la A-23, 15,63 millones para los 6,5 kilómetros del tamo Sigüés-Tiermas de la A-21, 13.4 millones para los 13,2 kilómetros del tramo Siétamo-Huesca de la A-22, cuyas obras podrían demorarse hasta el año 2023, y 6,79 millones parao los 18,2 millones del tramo Ventamillo-Campo de la N-260.

Pero solo 100.000 euros para los 7,1 kilómetros de la Variante Sur de Huesca que debe unir la A-22 con la A-23, enlazando con la A-131, la A-1212 y sobre todo con la plataforma Plhus y el parque tecnológico Walqa, o los 14 kilómetros por acondicionar en la N-260 entre Fiscal y los túneles de Balupor.

En materia ferroviaria los presupuestos presentan 462.000 euros para la soñada reapertura del túnel internacional de Canfranc, y a través de Adif 7,26 millones para obras de conversión en ancho europeo en la vía Huesca-Canfranc, “partidas a las que sin duda ha contribuido el trabajo que viene desarrollando el Departamento de Vertebración del Gobierno de Aragón, que desde la anterior legislatura está permitiendo avanzar de manera relevante en este proyecto”, ha explicado José Ramón Ceresuela.

En obras hidráulicas el Ministerio de Transición Ecológica prevé una inversión de 31 millones de euros para el embalse de Almudévar y 19 millones para el “pozo sin fondo” en que se ha convertido el recrecimiento de Yesa, y no hay nada para el Plan de Desarrollo Sostenible de Jánovas, o para los planes de restitución territorial de Montearagón y Almudévar.

En cuanto al patrimonio consideramos muy importante la reciente adjudicación de las obras de restauración del Castillo de Montearagón que cuentan en los presupuestos generales con 1.01 millones del Ministerio de Cultura.

“Por historia, por dignidad, por potencial turístico y cultural, esta intervención es una buenísima noticia, que esperamos tenga posteriores intervenciones hasta su rehabilitación integral”, ha declarado Ceresuela.

“En resumen, los primeros presupuestos del gobierno PSOE-Podemos nos dejan un sabor agridulce, no obstante en la tramitación parlamentaria, fruto de los acuerdos con Compromís, presentaremos desde CHA enmiendas para intentar conseguir partidas para los proyectos olvidados por el Gobierno de España en el Alto Aragón”, ha concluido el Secretario Territorial de CHA.