Foto: SobrarbeDigital.

CHA reclama en Europa un giro en la política energética para que se apueste por el desarrollo de las renovables como alternativa al oligopolio de las grandes empresas y la construcción de autopistas eléctricas. Y que se escuche a las personas y colectivos afectados que, desde hace 25 años, se oponen a la autopista eléctrica en Aragón.

En una respuesta de la Unión Europea a CHA, a través del comisario del PP Miguel Arias Cañete, se consideran estas interconexiones como ventajosas y se acuerda “la creación de un grupo de alto nivel para el estudio de estas interconexiones”.

CHA propone que las reivindicaciones de las zonas afectadas sean escuchadas, que los responsables del grupo visiten la zona y hablen con los afectados, y que sus reivindicaciones sean tenidas en cuenta por este “grupo de alto nivel” que dará a los Estados miembros una asistencia técnica adecuada a fin de supervisar las rutas exactas entre los puntos de inicio y finalización seleccionados de los proyectos, facilitando así la construcción, presentación, selección y financiación por la UE de proyectos de interés común para alcanzar los objetivos de interconexión establecidos para 2020

Desde CHA se critica, tal y como señala Joaquín Palacín, diputado de CHA y vicesecretario general de CHA, “la Europa del PP sigue apostando por el oligopolio energético y frenando la producción de las renovables que generan pequeños y medianos productores, que tiene menos afecciones medioambientales y que contribuyen al desarrollo en el medio rural”.

Miguel Martínez Tomey, responsable de asuntos europeos de CHA, señala que “teniendo en cuenta que Europa ha abierto un procedimiento sancionador al Estado español por no redactar y aplicar planes de gestión de los espacios protegidos, en Aragón el 100% de los espacios están sin plan de gestión, nos tememos que con esta nula protección habrá pocas herramientas para frenar una autopista eléctrica”.