Salto de Lafortunada en marzo de 2018. Foto: SobrarbeDigital.
Salto de Lafortunada en marzo de 2018. Foto: SobrarbeDigital.

El Secretario Territorial de CHA-Alto Aragón, Joaquín Palacín ha dicho que  “a estas alturas nadie debería discutir que la energía generada por los saltos hidroeléctricos es una fuente de riqueza que debe repercutir en el lugar donde se genera, y es que solo el salto de Lafortunada-Cinqueta produce energía valorada en más de 4 millones de euros al año”.

Para CHA resulta “lamentable” que los ayuntamientos de Tella-Sin, Plan y San Juan de Plan se hayan visto obligados a presentar una demanda ante la Audiencia Nacional para que la extinción y reversión al Estado del salto hidroeléctrico de Lafortunada-Cinqueta contemple la reversión a los municipios de las instalaciones ubicadas en montes de utilidad pública o en cualquier dominio local, y se realicen compensaciones por el exceso de explotación tras caducar la concesión.

Por ello y fruto de los acuerdos políticos entre Compromís y Chunta Aragonesista, el senador Carles Mulet, registró recientemente la siguiente pregunta en la Cámara Alta: “¿Cuándo tiene previsto el Gobierno aprobar una normativa que asegure tanto la reversión pública de los saltos hidroeléctricos para los territorios afectados, una vez caduque las concesiones actuales, como la necesaria y justa compensación económica y social para las zonas afectadas, dado que es un problema que afecta especialmente a Aragón y concretamente a todas las comarcas pirenaicas?”.

Foto: SobrarbeDigital.
Central en Bielsa. Foto: SobrarbeDigital.