Imagen del pantano de Mediano realizada el pasado mes de mayo. Foto: SobrarbeDigital.

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), ha confirmado oficialmente la presencia de mejillón cebra adulto en el embalse de Barasona, en Huesca. Lo que obligará a habilitar una estación de desinfección para embarcaciones como medida para evitar la propagación de esta especie invasora.

Por esta circunstancia, por el momento queda prohibida la navegación en el embalse de Barasona, donde no se dispone actualmente de estación,

La presencia fue detectada por el Gobierno de Aragón, competente como todas las Comunidades Autónomas en el control de especies, a través de uno de sus testigos de control de adultos, lo cual fue ratificado por la CHE, según ha informado dicho organismo. En Guiamets la detección se realizó mediante el control larvario que realiza la Confederación, aunque el miércoles pasado se acabaron encontrando ejemplares adultos.

Como consecuencia, pasan a clasificarse como embalses “afectados”, tipo C. Con esta clasificación la masa de agua debe contar con una estación para la desinfección de embarcaciones. Las normas de navegación indican que si no existe ninguna estación de desinfección o ésta no se encuentra en condiciones de prestar servicio en el embalse, se debe suspender la navegación hasta que la instalación esté en funcionamiento para desinfectar las embarcaciones y equipos al entrar y salir del embalse.

Además, la presencia de esta especie ha sido confirmada en el embalse de Guiamets, en Tarragona. La detección se realizó mediante el control larvario que realiza la CHE.

Actualmente, junto con los dos nuevos embalses afectados, tienen presencia de adultos de mejillón cebra Flix, Ribarroja, Mequinenza, Sobrón, Calanda, Caspe II o Civán, Ullibarri, Urrúnaga, La Loteta, La Estanca de Alcañiz y La Sotonera. También siguen clasificados como Tipo C, porque en alguna campaña anterior se ha detectado presencia larvaria, Talarn, Rialb, San Lorenzo de Mongay, Lanuza, Búbal, La Tranquera y Cillaperlata.

Se encuentran en riesgo las masas de agua que están aguas abajo de una masa afectada o que en algún momento han mostrado indicios de presencia larvaria. Estas son: El Ebro, La Peña, Ardisa, Canelles, Escales, Santa Ana, Terradets, Camarasa, Oliana, El Grado, Mediano, Leiva, Yesa y Santolea. El resto de embalses están considerados sin riesgo inminente de introducción de la especie.

Por ello, la Confederación Hidrográfica del Ebro insiste en la necesidad de cumplir con estos protocolos de desinfección de embarcaciones que evitan el contagio de nuevas masas de agua. Todos los usuarios deben desinfectar sus embarcaciones y equipos al entrar y salir de la masa de agua, para evitar la entrada de nuevas especies exóticas y la propagación de mejillón cebra a otras masas de agua.