Foto: Guardia Civil.

A primera hora de la mañana de este lunes, los componentes de Guardia del Acuartelamiento Alcoraz, de la Guardia Civil de Huesca, procedían a la detención de tres personas como supuestos autores de un delito de daños y robo en grado de tentativa.

Componentes de la Guardia de vigilancia del acuartelamiento observaron a un vehículo merodeando por el interior del aparcamiento situado justo frente al acuartelamiento, coincidiendo estos hechos con la llegada de un componente del Puesto de la Guardia Civil de Huesca que pudo observar a dos personas dando vueltas por el aparcamiento.

El personal de la Guardia y del Puesto de Huesca se dirigieron al lugar para la identificación del vehículo y sus ocupantes. Al presentar los tres una actitud nerviosa ante la presencia de los agentes, se procedió a su identificación, resultando que uno de ellos tenía una requisitoria judicial en vigor, realizándose una inspección del interior del turismo, donde se localizaron mangueras, guantes y herramientas (destornilladores, alicates, tenazas) que podrían ser utilizadas para forzar depósitos de vehículos, localizando igualmente la tapa de uno de los depósitos.

Tras realizar una inspección ocular de los alrededores los Guardia Civiles localizaron cuatro vehículos afectados, dos de ellos con daños en la tapa del depósito y otros dos con signos evidentes de haber intentado forzarlos para extraer gasóleo.

Por este motivo se procedió a la detención de un hombre y un mujer de 37 y 23 años respectivamente, a los cuales les constan numerosos antecedentes, así como una requisitoria judicial de búsqueda y localización y una menor de 16 años, todos ellos vecinos de Zaragoza.

En el Puesto de la Guardia Civil de Huesca se instruyeron diligencias que fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción de Guardia de Huesca y los detenidos quedaron en libertad con obligación de personarse ante el juzgado cuando sean requeridos para ello.