Foto: Río Ara, imagen de este viernes día 11, a las 18:45 horas. Sobrarbe Digital

El río Ara está considerado el último río virgen del Pirineo, el único que mantiene intactos sus 70 kilómetros, sigue siendo un río continuo, dinámico, complejo y muy variado.

Además, su cauce recorre algunos de los más bellos parajes de la cordillera, Ordesa, Sobrepuerto o el Valle de la Solana. Su largo recorrido está cargado de una espectacular belleza y esplendor.

Desde su nacimiento, en el macizo del Vignemale, hasta su desembocadura en Aínsa, el Ara es el único curso fluvial del Pirineo aragonés, que no ha sido modificado todavía por la mano del hombre.

Su cuenca alta se encuentra en los bordes del Parque Nacional de Ordesa y Monte Pedido. Actualmente es Boltaña la principal población del Valle del Ara.

Desemboca en el río Cinca, a la altura de la villa de Aínsa, y se sumerge en el embalse de Mediano.