Foto: imagen de las emprendedoras en julio. Sobrarbe Digital.

Este lunes, día 1 de septiembre, el Centro de Emprendedores de Aínsa-Sobrabe abre oficialmente sus puertas y lo hace con la entrega de llaves a las primeras emprendedoras de Aínsa, Boltaña y Margudgued en la propia sede, situada en calle La Solana, junto al Centro de Salud y la Residencia.

Se trata de Elena de María, arquitecta, Sara Rubio, diseñadora gráfica, Blanca Frechín, relaciones laborales-recursos humanos y Julia Labadie, aparejadora especializada en biocontrucción.

El concejal de Desarrollo, Miguel Ángel García, ha explicado en una nota informativa que desde el Ayuntamiento quieren que comiencen su andadura en el Centro de Emprendedores de Aínsa-Sobrarbe y desearles que puedan cumplir todas sus ilusiones y sus expectativas, en su nuevo puesto de trabajo.

Así mismo, al día siguiente, a las 16 horas, las emprendedoras van a tener el primer contacto para enfocar el modelo de negocio y definir su plan de formación, con José Luis Latorre, director del Centro Europeo de Empresas e innovación, dentro del convenio de colaboración que tiene previsto firmar el Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe con el Instituto Aragonés de Fomento

El centro, de cerca de 100 metros cuadrados y con acceso a pie de calle, cuenta con una zona de oficinas compartida que, en ahora tiene seis puestos donde cada profesional puede desarrollar su trabajo, una sala de reuniones, espacio para almacenaje y aseos. Dispone ya con el mobiliario, dispositivos móviles e impresora, conexiones eléctricas y de red necesarias.

Además, ofrece los servicios que van desde la consultoría para la puesta en marcha del negocio, el apoyo a la realización del plan de negocio, sesiones formativas centradas en estrategia, financiación o soporte de mentor o el intercambio de experiencias con otros emprendedores.

Quien esté interesado en formar parte de esta nueva iniciativa en la Comarca de Sobrarbe deberá descargarse de www.ainsa-sobrarbe.es y cumplimentar el formulario de solicitud de instalación, los proyectos de viabilidad los analizará una comisión, y para instalarse, el último paso, es formalizar el contrato de alquiler. Por un periodo de dos años, que se podrá prorrogar un año más. El precio para acceder a este espacio es de 50 euros al mes.

Las instalaciones se inauguraban el pasado 24 de julio.