Foto: la era donde se proyectan las películas, imagen del pasado año. SobrarbeDigital.

En el marco del Festival Pirineos Jazz y bajo el calor abrasador que estos días se ha instalado también en el Pirineo Aragonés, se presentó la programación de la cuarta edición de la Muestra de Cine de Ascaso que sus organizadores consideran La más pequeña del mundo. El marco de este peculiar festival será esta aldea semiabandonada de Sobrarbe. Del martes 25 al sábado 29 de agosto se podrán ver allí, siete largometrajes, diez cortos, actuará el grupo Mosicaires e, incluso, las fachadas de las casas del pueblo harán funciones de galería de arte, con una exposición de 28 fotografías del reconocido brasileño Sebastiao Salgado.

La exposición “Movimento dos Sem Terra” se inaugurará el martes 25 a las 8 de la tarde y, una hora después, en la era del cine se proyectará la película sobre la vida del fotógrafo “La Sal de La Tierra”, de los directores Wim Wenders y Juliano Ribeiro Salgado. Sebastiao Salgado es un fotógrafo de reconocido prestigio que a lo largo de estas últimas cuatro décadas ha recorrido con su cámara los grandes conflictos humanos y los grandes paisajes naturales del planeta.

El miércoles 26, por la tarde, en la borda que hace años los vecinos del pueblo rehabilitaron como cine; se proyectará la producción hispano-Mexicana “Los días sin Joyce”, de Agustín Oso y Anna Soler, directora esta última que estará en Ascaso esa noche presentando su obra y compartiendo con el público en el tradicional coloquio que se organiza tras la proyección. La noche del miércoles volverá un clásico a la pantalla grande de Ascaso: “Soy Cuba”. Un documental del ruso Kalazotov que estuvo desaparecido hasta que a principios de este siglo lo redescrubrieron y restauraron Martín Scorsese Y Francis Ford Coppola.

El jueves 27, vuelven a Ascaso los cortometrajes, con una proyección de los seleccionados este año entre los 400 presentados. Por la noche, los directores Fran Araujo y Ernesto de Nova estarán en la era del pueblo presentando su película “El Rayo”, una recreación de la Odisea de Homero, en pleno siglo XXI, protagonizada por un inmigrante marroquí en España que vuelve a su casa.

El viernes 28, la borda del cine se abrirá a las 12 del mediodía para acoger una cata de vinos de la conocida bodega Enate del Somontano, que precisamente ha lanzado una edición especial de su crianza del 2008 para apoyar a la Muestra. Por la tarde, más cortometrajes en la borda y, al caer la noche, todo el equipo de la película “Loreak” -incluyendo a sus directores Jon Garaño y José María Goenaga- estarán en Ascaso compartiendo con el público.

El sábado 29, día fuerte de la Muestra, empieza la actividad en Ascaso a las 12, con la proyección de una película de animación francesa : “Mi madre está en América y se ha encontrado con Búfalo Bill”. Cine familiar para compartir padres e hijos en la pequeña borda. A las 3 de la tarde, se celebrará la tradicional comida popular. A las 18:00, está prevista la entrega del Premio Ascaso 2015 a la persona o institución que los miembros de la asociación convocante elijan este año como “aquella que consideran más ha hecho por acercar el cine de autor al medio rural”. La entrega del premio vendrá rematada por un concierto gratuito, en la plaza de la aldea del grupo folk “Mosicaires”. Y por la noche, última proyección; Ascaso vibrará con el documental “Virunga” sobre este parque nacional del Congo, que a pesar de estar dirigido por Orlando Von Einsiedel y producido por Leonardo Di Caprio, será la tercera vez que se vea en España.

Para Néstor Prades, codirector de la Muestra Ascaso quiere traer un cine pequeño, artesano y sin grandes efectos especiales que la industria no considera rentable llevar más allá de Madrid o Barcelona. Películas premiadas en numerosos festivales pero que no entran en el circuito comercial de famosos, palomitas y hamburguesa.

Por su parte, el otro codirector, Miguel Cordero, recordó que este festival es también un grito de socorro a las administraciones públicas para que atiendan de una vez al medio rural. Precisamente en 2015 se acaba el contrato con la entidad que suministra a la aldea energía de origen solar y, por ahora, ninguna administración ha dado un solo paso para poder conectar la aldea a la red eléctrica normalizada, cuya última torre de la luz está a menos de tres km. de Ascaso. Cordero aprovechó para agradecer al Ayuntamiento y a la Comarca de Sobrarbe su apoyo al festival y criticó a la Diputación de Huesca por “su decimonónico sistema de subvenciones, que ha dejado fuera a este año a las asociaciones más independientes que no siguen los ritmos de las administraciones”.

El acto acabó con la proyección de una película de Tony Gatlif (Swing), que une cine con el jazz de los gitanos de Europa. Toda la información sobre la Muestra de Cine Más pequeña del Mundo 2015 puede encontrarse en su web oficial: http://www.cineascaso.org