Foto: Enrique Buil, en el pleno de octubre. Sobrarbe Digital.

Opinión de Enrique Buil Sarrado, concejal del PAR en el Ayuntamiento de Boltaña.

Criticas crónicas de mi pueblo…12

…Continuación. Tras cuatro meses sin realizarse ningún pleno Ordinario en el Aytº de Boltaña, (contraviniendo la Ley de Régimen Local y las normas fijadas por el propio Alcalde y su grupo), el pasado 6 se efectuó el correspondiente fijado para octubre según calendario

El orden del día, como siempre de escaso contenido, de 11 puntos, cuatro de puro trámite administrativo, y 4 de poca relevancia ( propios de Comisión de Urbanismo si existiera ) y 2 meramente correctores de pequeñas anomalías. El apartado mas sombrío fue la lectura de la relación de Decretos de Alcaldía, ( 45 ) , entre los cuales sorprendió la convocatoria, por “invitación personal del Alcade” a tres constructores ( ninguno de Boltaña), de una obra municipal. La apertura de las plicas sin, por supuesto, la participación del Pleno, y la posterior adjudicación a la empresa correspondiente, se realizó según el “ certero criterio personal del Sr. Alcalde”. Sorprende que curiosamente en las tres últimas obras la empresa beneficiada ha sido siempre la misma.

Debo reconocer que el procedimiento de adjudicación, por el volumen de su importe, es “ legal”. Pero también mantengo la opinión que este tipo de ordenamientos resultan “ muy poco éticos”. Y afirmo rotundamente que “ nada transparentes”. El tiempo despejará las dudas y conoceremos si el importe inicial contratado ha sufrido variación.

Y en el lamentable caso de producirse confiamos que sus responsables hagan partícipes a todos los boltañeses de tales incompetencias. Pero aviso que ya conozco algunos argumentos: imprevistos, mejoras de última hora o adjudicaciones de otras partidas de obras menores.

La deliberada actitud prepotente y negativa del Sr. Alcalde a crear Comisiones de Trabajo, sin duda provoca el uso y abuso de los Decretos de Alcaldía y, con ello, el oscurantismo de su mandato despierta entre los miembros de la oposición y resto de ciudadanía la duda razonable sobre su gestión.

Esta ausencia total de transparencias invita al uso, a la hora de pronunciarse sobre temas de adjudicación de obras, de la palabra PRESUNTO: presunto cohecho, presunta prevaricación o presunto amiguismo. Continuara….

Enrique Buil Sarrado.