Foto: imagen del edificio. Sobrarbe Digital.

“Tenemos que reseñar que las condiciones del matadero en estos momentos, son radicalmente distintas a las que tenía hace unos años”. Así lo ha manifestado Miguel Ángel García, concejal de Sanidad del Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe.

 Ha continuando explicando que “después de varias conversaciones mantenidas estos días desde el Ayuntamiento de Aínsa, con distintos portavoces de otros partidos representados en las Cortes de Aragón y con Alfredo Cajal, director del Instituto Aragonés del Agua, explicándoles la necesidad socioeconómica de mantener abierto nuestro Matadero y de detallarles las gestiones que habíamos realizado al respecto, al final se aprobó la resolución, que dista bastante de la presentada por IU tanto en las Cortes, como en nuestro ayuntamiento”.

Según el concejal, ha sido “gracias al gran esfuerzos de  todos los equipos de gobierno anteriores  y a la  gran inversión realizada por mantener en las debidas condiciones, una actividad que creemos vital para el desarrollo y puesta en valor de nuestros productos de proximidad, hemos logrado una mejora considerable tanto en las instalaciones, como en el cumplimiento de las directrices sobre sanidad animal actualmente vigentes.

Utilizamos productos ecológicos en todos los tratamientos de limpieza y desinfección que se realizan. Congelamos la sangre de la matanza, para que no se vierta hacia el saneamiento.  Hemos conseguido que Sanidad nos conceda, gracias a nuestras buenas prácticas,  una reducción en el número de análisis que debemos efectuar. Recientemente, hemos vuelto a limpiar a fondo, como habitualmente hacemos,  toda la conducción de saneamiento, incluida la fosa séptica que recibe las aguas residuales provenientes del matadero.

La analítica efectuada en el mes de junio, da unos niveles de contaminación muy bajos, comparados con  vertidos similares y si tenemos en cuenta que el vertido se realiza como mucho, uno o dos días a la semana, con la actual legislación y las condiciones que pone Confederación para estas aguas residuales, son, debido a esas escasas concentraciones, perfectamente asimilables al vertido humano.

 “Consideramos que se esta magnificando innecesariamente por parte de algún grupo político, un problema insignificante, si de contaminación peligrosa para la salud de las personas y del medio ambiente nos referimos, que puede acarrear serias consecuencias, que hagan peligrar la continuidad de nuestro matadero”

Las razones de tal “empecinamiento”, las tendrán que dar quienes, siguen insistiendo en la legalidad de nuestros vertidos, pero flaco favor le hacen a nuestro municipio en particular y a la Vomarca de Sobrarbe en general, saliendo en prensa continuamente con este tema, ha remarcado García.

Por último, “queremos agradecer al director del Instituto Aragonés del Agua, a la CHE y a  todos los grupos políticos con los que nos hemos puesto en contacto, por la sensibilidad demostrada en este tema y con mención especial para el Grupo de CHA, que con su enmienda, ha logrado que saliera adelante por unanimidad una Proposición, que diga lo necesario e imprescindible que resulta para nosotros, el que se puedan seguir sacrificando animales en nuestro matadero”, ha remarcado García.

AUDIO: Miguel Ángel García, concejal de Sanidad del Ayuntamiento de Aínsa.