Foto: Alfonso Milián, este lunes. SobrarbeDigital.

Tras su despedida, el obispo emérito de la Diócesis de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, ha estado en Aínsa, este lunes, para asistir a una reunión de sacerdotes que mensualmente se celebra en la villa medieval.

La Catedral de Barbastro se llenó de personas  para asistir ayer a la celebración de su última homilía como prelado. Alfonso Milián, ha manifestado sentirse muy sorprendido y agradecido por las muestras de aprecio que recibió. Se formó una larga fila de fieles que le transmitieron su gratitud, ha explicado.

Vivirá en Zaragoza pero siempre pertenecerá a la Diócesis de Barbastro-Monzón, ha remarcado. Uno de sus deseos, ser enterrado en la Catedral de Barbastro.

Respecto al nuevo obispo de Barbastro-Monzón, Ángel Pérez Pueyo, de Ejea de los Caballeros, ha comentado que “tiene una visión muy amplia de lo que es la iglesia y el mundo, la diócesis recibirá un enorme impulso”, ha señalado, Alfonso Milián al que le une una buena amistad.

Por otro lado, se ha alegrado de la restauración de las campanas de la iglesia de Aínsa que merece, ha dicho, tener lo mejor de todo.

AUDIO: Alfonso Milián.