Foto: imagen de campos de la provincia de Huesca.

Ramón Laplana, ha indicado, que el inicio de la cosecha de cereal en alguna zonas de Aragón como el Bajo Cinca o los Monegros viene a ratificar unos rendimientos escasos de 800 0 900 kilógramos por hectárea en el mejor de los casos, mientras en otras parcelas ni siquiera es necesario que entre la cosechadora porque no merece la pena: “Si en la mitad de la tierra no hay nada y además los ganaderos del ovino no cuentan con pastos para su ganado es evidente que es necesario que se articulen con urgencia ayudas para las numerosas zonas de Aragón en las que la lluvia llegó muy tarde en zonas como Bajo Cinca, Monegros, La Litera, Cuenca del Jiloca, Albarracín, Hoya de Teruel, La Almunia, Calatayud, Borja o Valle del Ebro, entre otras”, ha señalado.

El portavoz socialista en la Comisión de Agricultura, Ramón Laplana, ha pedido al Gobierno de Aragón que ponga en marcha, en coordinación con el resto de las administraciones, un plan contra la sequía en nuestra Comunidad autónoma que incluya partidas económicas concretas y medidas fiscales. Este plan de ayudas, se debatirá en el pleno de las Cortes de Aragón el jueves 12 de junio.

El portavoz socialista, ha indicado que las pérdidas con datos oficiales del Gobierno de Aragón alcanzan los 76 millones de euros que llegan a 200 si se tiene en cuenta la cosecha de 2013 y afecta además a herbáceos extensivos, cultivos permanentes y pastos. Laplana ha señalado que “aunque el consejero diga que es una seguía normal, no puede serlo al haber un 31 % menos de cosecha que la media de las últimas campañas”.

En nota de prensa, han explñicado que las medidas anunciadas por el consejero “son totalmente insuficientes porque adelantar la PAC a octubre-noviembre se hace ya habitualmente, pero debe también las deudas que tiene también con el sector como las ayudas agroambientales y la Indemnización Compensatoria Básica, además de poner en marcha con dinero un ambicioso plan”. “La consejería de Agricultura es la pagana de todos los recortes del Ministerio porque siempre debe poner el dinero que le corresponde al Gobierno central como ocurre con el desarrollo rural, el parque de Ordesa y muchos otros proyectos cofinanciados que se quedan sin dinero, tales como modernización de explotaciones o incorporación de jóvenes”.

Laplana ha pedido al Gobierno de Aragón, dentro del paquete de ayudas, que ponga en marcha un seguro integral de la sequía efectivo ante el recorte del 50 % del Ministerio y de un 15 % de la DGA y que tramite con carácter urgente los partes de pólizas.

Además, ha solicitado los abonos de los pastos a los ayuntamientos, un plan de arranque y plantación de cultivos permanentes, un plan de financiación con líneas preferentes de crédito en las explotaciones que tengan una reducción de la cosecha del 30 %, ayudas para el transporte y alimentación de explotaciones, exención del IBI, exención o moratoria de la cuotas de la Seguridad Social y cambios normativos necesarios para no tener ninguna penalización en el cobro de ayudas, entre otras medidas

Laplana espera que no ocurra como en la anterior sequía en 2011-2012 que el consejero Lobón se escudó en la falta de medidas del Gobierno de Madrid para no hacer nada.