Foto: SobrarbeDigital.

La iglesia de Santa María de Aínsa, se ha quedado pequeña para despedir a unos de sus vecinos, Luis Laplana, este jueves. La cantidad de personas que no han querido perderse la emotiva cita ha sido tal, que muchos de ellos, han tenido que quedarse fuera de la parroquia conocida también como iglesia de la Asunción.

La misa, ha sido concelebrada por tres párrocos, Miguel Ángel Chicharro, de Aínsa; D. Antonio, de La Fueva y Enrique Lanau, párroco de San Vicente. Posteriormente, el ataúd ha sido trasladado en coche fúnebre hasta al cementerio de Aínsa.

Luis Laplana “Luisón”, de 81 años, murió, este miércoles, en un accidente de tráfico en la N-260 a la altura de Gerbe, término municipal de Aínsa. La noticia cogió por sorpresa a su familia, amigos y vecinos que mostraron sus condolencias.