Foto: Parque Nacional de Ordesa, este junio. Sobrarbe Digital.

Por Juan Diego Tamayo, párroco de la iglesia de Boltaña

Domingo XIX del Tiempo Ordinario
EVANGELIO

 LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO 14, 22-33

Después que se sació la gente, Jesús apremió a sus discípulos a que subieran a la barca y se le adelantaran a la otra orilla, mientras él despedía a la gente. Y, después de despedir a la gente, subió al monte a solas para orar. Llegada la noche, estaba allí solo. Mientras tanto, la barca iba ya muy lejos de tierra, sacudida por las olas, porque el viento era contrario. De madrugada se les acercó Jesús, andando sobre el agua. Los discípulos, viéndole andar sobre el agua, se asustaron y gritaron de miedo, pensando que era un fantasma. Jesús les dijo en seguida:

— ¡Ánimo, soy yo, no tengáis miedo! Pedro le contestó: — Señor, si eres tú, mándame ir hacia ti andando sobre el agua. Él le dijo: — Ven. Pedro bajó de la barca y echó a andar sobre el agua, acercándose a Jesús; pero, al sentir la fuerza del viento, le entró miedo, empezó a hundirse y gritó: — Señor, sálvame.

En seguida Jesús extendió la mano, lo agarró y le dijo: — ¡Qué poca fe! ¿Por qué has dudado?

En cuanto subieron a la barca, amainó el viento. Los de la barca se postraron ante él, diciendo: — Realmente eres Hijo de Dios.

Palabra del Señor.

EN VERANO TAMBIÉN LLUEVE

Hoy las noticias nos cuentan que hay nuevos cristianos crucificados, que en Mosul hay unos niños decapitados por su credo, mientras a sus madres las violan por su fe y a sus padres los asesinan por seguir al crucificado. Situación que le dice al mundo que con todos sus progresos, con toda la luz brillante de la tecnología parece imposible ver al hombre caminando lejos del odio y muy cerca del amor.

También los periodistas nos cuentan que el évola es una amenaza que puede crecer, que el sida esta en aumento, la organización mundial de la salud esta preocupada por las posibles epidemias y la dificultad para controlarlas, Situación que le dice al mundo que con todos sus progresos, con toda la luz brillante de la ciencia parece imposible ver al hombre lejos de la enfermedad y muy cerca de la salud.

Ademas los noticiarios aclaran que los políticos pueden o no ser corruptos, que los gobernantes en algún momento fueron deshonestos y que esto tiene que cambiar. Situación que le dice al mundo que con todos sus progresos, con toda la luz brillante de las leyes parece imposible ver al hombre lejos de la corrupción y muy cerca de la justicia.

Hoy el Evangelio nos sigue mostrando unos apóstoles asombrados por el poder de Dios y hasta capaces de reconocer a Jesús como el Hijo de Dios; pero temerosos, dudando aun sabiendo de su amor, encantados con el poder que Él tiene, pero incapaces de verlo resucitando y muy cerca del Padre, El mundo de hoy nos sigue regalando una humanidad asombrada por la Misericordia que Dios nos tiene y todas sus bendiciones, pero temerosa y sin valor para levantarse de muchas miserias… estudiosa del poder de Jesús, pero incapaz de perdonar el error del hermano, clamando la misericordia de Dios pero incapaz de entender que en Verano también llueve, incapaz de saber que en la amistad del mejor amigo puede haber limitaciones y de saber que en la enemistad del peor enemigo también puede haber libertad.

Feliz semana para todos.

AUDIO: Juan Diego Tamayo, párroco de Boltaña.