Foto: imagen facilitada por la Comarca de Sobrarbe.

El Geoparque de Sobrarbe, ha desarrollado durante el mes de mayo, programa didáctico para promover el conocimiento de la población local sobre los bienes inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial por la UNESCO que se ubican en él, prestando especial atención al papel que ha jugado la actividad pastoril en el dibujo del paisaje y en la configuración de nuestro patrimonio actual.

Los protagonistas, han sido todos los alumnos de 3 a 12 años de la Comarca de Sobrarbe, y en un segundo término, los padres, profesores y el público en general.

Gracias a la colaboración de todos los centros escolares de Sobrarbe, los alumnos han podido visitar dos lugares muy relacionados con la actividad pastoril desde la Prehistoria: Tella, en el entorno del bien Pirineos-Monte Perdido Patrimonio Mundial y Lecina, en pleno Parque Cultural del Río Vero, donde se concentra un importante conjunto de pinturas rupestres realizadas por los primeros pastores que habitaron Sobrarbe en el Neolítico.

En estos lugares, han disfrutado de interesantes talleres para aprender a interpretar el paisaje, conocer el oficio de pastor, descubrir cómo los pastores del Neolítico realizaron las pinturas rupestres, visitar el abrigo con arte rupestre esquemático de Barfaluy, o conocer algunas de nuestras leyendas y tradiciones.

Además, se ha trabajado conceptos como qué es el patrimonio y porqué es tan necesario su protección y salvaguarda, haciendo especial hincapié en los bienes de Sobrarbe inscritos en la Lista de Patrimonio Mundial: el bien Pirineos-Monte Perdido y el Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica.

Este programa persigue aumentar el conocimiento de la población local sobre el Geoparque de Sobrarbe y sobre los bienes del Patrimonio Mundial que se enmarcan en él, difundir el rico patrimonio de Sobrarbe, sensibilizar a la población local sobre la importancia de la investigación, restauración, conservación y protección de nuestro patrimonio cultural y natural y potenciar el afianzamiento de la identidad colectiva a través de la valorización o revalorización de los recursos endógenos.

Para el buen desarrollo del programa, se ha contado con colaboración de los centros escolares de Sobrarbe, del Ayuntamiento de Bárcabo y de Tella-Sin, del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido y del Parque Cultural del Río Vero, así como con el trabajo de diferentes empresas y profesionales de los ámbitos de la educación medioambiental y de la difusión del patrimonio de nuestro territorio como Ignacio Pardinilla Bentué, Aviva Rural o Senderos Ordesa.

Este programa, que se inició en 2013, espera tener continuidad a lo largo del tiempo de forma que las diferentes generaciones de escolares de Sobrarbe conozcan, desde su más tierna infancia, el valioso patrimonio cultural y natural del territorio en el que viven y se acreciente en su interior la sensibilidad hacia la protección y salvaguarda del mismo.

Una actividad financiada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de España y la Comarca de Sobrarbe.