Pirenostrum, la feria pirenaica de lutieres, ha inundado las calles del casco antiguo de Boltaña de música y a miles  de personas en su undécima edición.

Este año ha contado con la participación de 57 patios abiertos al público donde estos profesionales muestran sus trabajos además de sonar notas musicales, que sirven de punto de encuentro entre los amantes de la música tradicional.

La organización de la feria, se ha visto obligada a ampliar el número de patios, al incrementarse la afluencia de lutieres, procedentes de España, Francia y Grecia. En total han sido 57 los patios abiertos al público.

Para José Buil, Secretario del Ayuntamiento de Saint Lary-Soulan que es un fiel seguidor de Pirenostrum califica el evento de «excepcional».

La inauguración oficial de Pirenostrum tuvo lugar el sábado por la mañana en la que el lutier, Antonio Poves, y Rafa Pujol, en representación del grupo de voluntarios de la feria, fueron los encargados de proceder al tradicional corte de cinta, acto al que asistieron, además del alcalde de Boltaña, José Mari Giménez; el presidente de la Comarca de Sobrarbe, Enrique Campo; el director general de Ordenación del Territorio del Gobierno de Aragón, Joaquín Palacín; el secretario general de Podemos Aragón, Nacho Escartín, y representantes de la localidad francesa de Saint Lary-Soulan, villa hermanada con Boltaña, entre otros invitados.

Fotos: SobrarbeDigital

Una edición que se ha despedido con un concierto de La Ronda de Boltaña. Pirenostrum arrancaba el viernes y ha cerrado sus puertas este domingo.

La próxima edición será en 2020.