Lugar de la localización del cadáver. Imagen facilitada por la Guardia Civil.

Sobre las 11 de la mañana de este martes, se ha recibido una llamada en la central 062 de la Guardia Civil de Huesca, de un pastor que se encontraba por la zona alta del río Ara en dirección Vignemale, e informaba que había localizado restos de un cuerpo humano.

Se dirigen al lugar helicóptero de la Unidad Aérea de la Guardia Civil de Huesca junto con personal del GREIM de Boltaña, Teniente Jefe de la Sección de Montaña y Policía Judicial de Jaca, junto con médico del 061.

Una vez en el lugar se localiza el cuerpo de un hombre en evidente estado de descomposición, procediendo a comunicar al Juzgado de Boltaña el hallazgo, autorizando el juez al levantamiento del cadáver por policía judicial, cosa que se lleva a cabo y se traslada el cuerpo al depósito de cadáveres de Boltaña a la espera de autopsia.

Según los vestigios encontrados se trataría del cuerpo del montañero vecino de Zaragoza desaparecido en el Valle de Bujaruelo el pasado 23 de abril, siempre a la espera de confirmación con la autopsia.