Imagen de la reunión. Foto: DGA.

El departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda continúa con el impulso al proyecto de acondicionamiento de la carretera entre Salinas de Sin y Plan. El director general de Carreteras, Bizén Fuster, ha explicado, este miércoles, que se inician los trámites para la licitación de la redacción del proyecto.

A la reunión han asistido los alcaldes de San Juan de Plan, Roberto Serrano, de Plan, José Serveto y de Gistaín, David Bielsa, y el concejal de Plan, Guillermo Bernués.

Se trata de una obra que supondrá el mayor reto inversor del departamento en los próximos años ya que supondrá una inversión de 13 millones de euros. Tal y como ha señalado Bizén Fuster, la redacción del proyecto es bastante compleja, dada la ubicación de la carretera, y precisa de soluciones técnicas complicadas y será necesario que se publique el DOUE.

Con el inicio del expediente para la licitación se estima que pueda estar adjudicado y en proceso de redacción en 2021.

El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, ya visitó la zona en 2016 para iniciar los trabajos de estudio de las alternativas posibles. De las cinco propuestas que se generaron, se optó por trabajar en las que plantean un trazado aprovechando el trazado actual.

En estos momentos, la opción elegida es la que que coincide con el eje actual en toda su longitud. De manera provisional y para mejorar la seguridad vial mientras se avanza en el proyecto, se instalaron unos semáforos para regular el tráfico en los túneles de Plan.

Uno de los túneles de Plan. Foto: SobrarbeDigital.

En este tramo de la carretera A-2609, donde actualmente se localizan cuatro túneles de longitudes respectivas de 31, 62, 433 y 210 metros, con una anchura media de calzada de 4,5 metros y 3,7 metros de gálibo. La solución que propone esta alternativa consiste en una ampliación de la sección de calzada y gálibo de los túneles existentes.

Foto: SobrarbeDigital.

Se plantea para toda la carretera un ensanche de la calzada de 7 metros, con sección constante de dos carriles de 3 metros y dos arcenes de 0,50 metros, para lo cual se plantea la construcción de unas losas prefabricadas en voladizo en algún tramo, con un sobreancho de 1,00 metro para la colocación de barreras de protección.