La Abadía de San Vicente de Labuerda ha sido rehabilitada y abre sus puertas para mostrar al público una sala de exposiciones de arte sacro, además de un espacio cultural para poder celebrar diferentes eventos.

El conjunto de la Iglesia de San Vicente de Labuerda está formado por el esconjuradero y la abadía, se trata de una obra románica del siglo XII, con adiciones, como la torre, las capillas laterales, la sacristía y la propia abadía, del siglo XVI, y otra capilla y el pórtico del siglo XVIII.

Tiene un valioso retablo gótico, de finales del siglo XV atribuido a Juan de la Abadía, dedicado a San Vicente Mártir que fue restaurado en 2003. Y desde el 6 de marzo de 2002 está declarado Bien de Interés Cultural.

Emilio Lanau, concejal de Cultura del Ayuntamiento de Labuerda pone en valor el rico patrimonio que hay en Sobrarbe y de abrirlo a los visitantes para que lo puedan ver y disfrutar.

Lanau habla de la necesidad de ponerse «a remar en la misma dirección todas las administraciones públicas y conseguir que estos espacios tengan vida y no queden cerrados». Por otra parte Lanau recuerda que el concierto de música que tendrá lugar en la iglesia el próximo 12 de agosto.

Emilio Lanau.

La inauguración que tuvo lugar hace unos días congregaba a un buen número de  asistentes y entre ellos estaba el obispo de la Diócesis de Marbastro-Monzón, Ángel Pérez, además del alcalde de Labuerda, Enrique Campo, el párroco Enrique Lanau y el arquitecto Joaquín Naval.

El obispo Ángel Pérez destacaba la «espectacular geografía del Alto Aragón» y su patrimonio artístico, sobre todo el románico, porque «es el arte de la majestad, del equilibrio y de la serenidad.

Ángel Pérez.

La rehabilitación de la Abadía de San Vicente de Labuerda ha contado con un presupuesto de 300.000 euros.

Fotos: SobrarbeDigital