Foto: DGA.

El Boletín Oficial de Aragón (BOA) publica este jueves el decreto por el que se levanta el confinamiento perimetral de Tarazona y la orden que prorroga un mes el nivel de alerta sanitaria 3 agravado para toda la Comunidad.

Ambas medidas tendrán validez a partir de las 00:00 horas de este viernes, 5 de febrero.

En el caso de la localidad turiasonense, la evolución de la situación epidemiológica muestra una tendencia a la disminución de la afectación, con unas incidencias diarias que han bajado apreciablemente en los últimos días, con una incidencia acumulada a siete días que hoy está en 170 casos por 100.000 habitantes.

Por otro lado, la actual situación epidemiológica en Aragón registra el inicio del descenso del cuarto pico epidémico, si bien sigue habiendo una importante repercusión en el sistema sanitario. Por eso se decide mantener las medidas adoptadas para reducir la transmisión de la enfermedad mientras no se consolide la tendencia descendente y se alcancen niveles de afectación más bajos, lo que implica prorrogar el nivel de alerta sanitaria 3 agravado para el control de la pandemia COVID-19 en Aragón.

De este modo, Aragón permanecerá en este nivel por un nuevo periodo de un mes.

El resto de los confinamientos perimetrales municipales se mantiene igual y seguirán vigentes, salvo orden que dicte lo contrario, hasta el 15 de febrero.

Reducción de un 25% de la incidencia

En cuanto a la evolución de la pandemia en la Comunidad, Aragón sigue manteniendo una tendencia descendente en la incidencia de COVID-19, con una incidencia acumulada de 295 casos por 100.000 habitantes en los últimos 7 días, una cifra sensiblemente inferior (un 25% menos) a la tasa de 392 casos que se registraba el mismo día de la pasada semana.

En cuanto a las capitales de provincia, Zaragoza sigue bajando su incidencia, con 262 casos por 100.000 habitantes en los últimos 7 días (351 hace una semana); Teruel tiene una tasa de 950 casos (969 la pasada semana); y Huesca presenta una incidencia de 112 casos (182 hace una semana).

Estos datos consolidan el descenso en la curva epidémica de esta cuarta oleada para Aragón, que acumula desde el inicio de la pandemia un total de 101.269 casos de coronavirus (601 durante la jornada de ayer), de los cuales 3.060 han fallecido: 2.229 en Zaragoza, 437 en Huesca y 375 en Teruel.

Asimismo, 84.168 aragoneses han recibido ya el alta epidemiológica.

Otros indicadores experimentan también una tendencia descendente que indican un retroceso en la evolución de la pandemia. El índice de reproducción básico a los 7 días (el número promedio de casos que cada sujeto infectado puede llegar a infectar en una semana) se sitúa en 0,78, una cifra inferior al 0,98 que se registraba la semana anterior y que hace tres semanas se situaba en 1,21. Asimismo, la positividad global de pruebas diagnósticas es del 13,5%, casi cuatro puntos inferior a la registrado la semana pasada (17,6%).

Respecto al seguimiento de los contactos a diez días, los datos siguen reflejando el incremento de los casos registrados en las últimas semanas. De este modo, en estos momentos se está realizando seguimiento a 13.285 personas, frente a las 14.547 de hace una semana. Como referencia, en el pico de la tercera oleada, el pasado mes de noviembre, se llegó a seguir a 24.297 personas.

La cifra de ingresos en los centros hospitalarios se estabiliza, de modo que en estos momentos la ocupación de camas en planta por enfermos COVID es del 17% (el mismo porcentaje que la semana anterior) y de un 41% de las camas de cuidados intensivos.

Situación en residencias

Respecto a la situación de las residencias de mayores en Aragón, en estos momentos hay 52 brotes abiertos, que afectan a 929 residentes y a 283 trabajadores, todos ellos positivos en coronavirus. En 3 de estos centros solo hay contagiados residentes, en 15 solo trabajadores y en 34 tanto residentes como trabajadores. El 64,1% de los casos se concentran en 10 centros.

Actualmente hay 75 personas de centros residenciales que se encuentran ingresadas en hospitales de la Comunidad y los centros Covid atienden a 43 personas, teniendo en cuenta que en Casetas hay residentes positivos por coronavirus, pero Gea de Albarracín y Yéqueda atienden a residentes negativos.

Desde que comenzó el segundo periodo de brotes en Aragón han fallecido 714 personas en las residencias de mayores de la Comunidad.