Imagen de la Comisión de Cultura de la DPH que ha dictaminado diferentes ayudas.

“El compromiso de la Diputación Provincial de Huesca (DPH) con los ayuntamientos altoaragoneses sigue traduciéndose en importantes inversiones para apoyar sus actividades y garantizar así la prestación de servicios de calidad a los habitantes de todo el territorio”.

Es lo que ha afirmado el presidente de la Comisión de Cultura de la DPH, Francisco Mateo, tras dictaminar este martes más de 1,2 millones de euros en ayudas a los municipios para apoyar diversas actuaciones culturales y fomentar y consolidar centros como las bibliotecas públicas municipales.

La institución provincial concede distintas líneas de ayudas cada año para “financiar actuaciones culturales diversas a lo largo y ancho del territorio”, ha explicado Mateo, y son “decisivas” para ayuntamientos y comarcas para afrontar la organización de festivales de Jazz, espectáculos de artes escénicas, prestar programas de formación de adultos, realizar exposiciones a lo largo de todo el año y renovar las dotaciones de las bibliotecas y promocionar la lectura.

La Comisión de Cultura de la DPH ha dictaminado el Plan de Concertación en materia cultural y deportiva, que dota de recursos económicos a los 201 municipios altoaragoneses de menos de 20.000 habitantes para la organización de actividades enmarcadas en estas áreas.

Estas subvenciones se dirigen a todos los ayuntamientos de la provincia con la única excepción de la capital oscense que dispone de una capacidad económica mayor y, por tanto, la necesidad de cooperación provincial es menor.

La cuantía destinada a difusión cultural y actuaciones deportivas alcanza los 428.000 euros y la cantidad restante, 72.000, se dedica a la promoción de la lectura en las bibliotecas públicas municipales. Se conceden mediante baremos progresivos en función de la población de cada municipio.

Las bibliotecas, además, cuentan con sus propias líneas de ayudas específicas. Por un lado, la convocatoria de subvenciones para dotaciones documentales, con una cuantía total de 165.000 euros, que pueden solicitarse hasta el próximo 22 de febrero. Estas ayudas benefician a más de 80 bibliotecas públicas municipales con cuantías determinadas en función del proyecto de renovación documental que hubieran presentado y del volumen de población al que presten servicio.

Por otro, las ayudas para la continuidad del programa de préstamo digital de audiovisuales en streaming y/o descarga para los usuarios de la red de bibliotecas municipales del Alto Aragón que pueden solicitarse hasta el próximo 15 de febrero.

Por último, la DPH también concede una línea de ayudas para fomento y consolidación de los centros bibliotecarios de titularidad municipal con una dotación total de 50.000 euros, con el objetivo del sostenimiento y mejora de los contratos existentes de responsables bibliotecarios.

La Comisión de Cultura también ha dictaminado dos de los programas culturales que recorren el territorio altoaragonés durante todo el año. La Compañía Ilustrada contará con su segunda edición este 2022. Supondrá una inversión estimada en unos 45.000 euros, seguirá dirigido a los municipios que cuentan con biblioteca pública municipal y renovará el elenco de autores que participarán en la muestra; serán en total diez ilustradores españoles, de los que cinco ostentan el Premio Nacional de Ilustración.

El segundo programa que se ha dictaminado es el de Exposiciones Itinerantes que ofrece a los ayuntamientos un catálogo de más de 15 muestras expositivas para escoger cuáles quieren albergar a lo largo del año. Se trata de una actuación cultural que, según ha explicado Mateo, “vertebra el territorio desde hace tres décadas y dinamiza los municipios altoaragoneses con propuestas de calidad”.

Por su parte, el programa de Educación Permanente mantiene este curso una inversión de 195.000 euros, que se suman a las aportaciones del gobierno autonómico y las comarcas altoaragonesas a través de un convenio de colaboración. Su propósito es financiar actividades para que las personas mayores puedan continuar su formación en los municipios. Potenciar la empleabilidad, mejorar el conocimiento del inglés o fomentar la inclusión social de la población inmigrante son algunos de los objetivos que se proponen las actividades que pueden optar a esta línea de subvenciones que cada año concede la institución provincial.

La Memoria Histórica es otro de los aspectos que la DPH respalda a través de una línea de ayudas que este año alcanza 116.000 euros. Ayuntamientos, organizaciones sin ánimo de lucro y entidades, asociaciones o la Universidad son los principales beneficiarios de estas subvenciones en ejercicios anteriores. El objetivo es facilitar la investigación y documentación de hechos históricos relevantes en el territorio para lograr un mayor conocimiento sobre los mismos a través de publicaciones, actividades de difusión y de recuperaciones patrimoniales.

La convocatoria para el desarrollo de programas sobre la Memoria Histórica se publicó en el BOPH este lunes, 31 de enero, y el plazo para solicitarlas concluye el próximo 28 de febrero.

La Comisión de Cultura también ha dado el visto bueno a la aportación de 76.000 euros para la realización de actividades en el marco de la Red Aragonesa de Espacios Escénicos (RAEE). Se trata de una red de teatros y proyectos culturales que buscan la máxima eficacia en su gestión. Este ciclo sirve como instrumento de colaboración entre el Gobierno de Aragón y las diputaciones provinciales de las tres provincias aragonesas.

Por último, el ciclo Alto Aragón Jazz Tour cuenta con una dotación total de 50.000 euros este 2022. El programa cultural supone un apoyo económico para los ayuntamientos de más de 3.000 habitantes que realizan festivales de música jazz a lo largo del año. Las subvenciones oscilan entre los 3.000 y los 5.500 euros para cada municipio en función de baremos de valoración de las propuestas y los presupuestos presentados para la realización de las mismas.

La Diputación Provincial de Huesca reafirma así “su apoyo a los ayuntamientos y su compromiso con la actividad cultural a lo largo y ancho del territorio”, ha indicado Mateo, continuando con “la labor constante de apoyo económico y asesoramiento técnico a los consistorios para dotar de servicios y mejorar los ya existentes en todas las poblaciones altoaragonesas”.